El Ayuntamiento de Zaragoza destina 30.000 euros a atender a las mujeres con discapacidad

La concejal de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, y la presidenta de Amanixer, Miriam Herrero, han suscrito este nuevo acuerdo

El 60% de las personas con discapacidad en España son mujeres y el 30% se encuentran en riesgo de exclusión social. En Zaragoza residen concretamente 46.015 mujeres con discapacidad y muchas de ellas son relegadas al ámbito doméstico. Por estos motivos, el consistorio zaragozano ha suscrito un convenio con la Asociación Aragonesa de Mujeres con Discapacidad, Amanixer, al que se destinarán 30.000 euros para atender sus necesidades.

La concejal de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, y la presidenta de Amanixer, Miriam Herrero, han suscrito este nuevo acuerdo por el que la asociación impulsará hasta diciembre el proyecto “Libres y diversas”, que brindará a sesenta mujeres asesoramiento psicológico, grupos terapéuticos y redes de apoyo mutuo, además de alfabetización tecnológica para mejorar su empleabilidad.

El Servicio de Igualdad abre así una nueva línea de trabajo para atender a un colectivo que sufre una discriminación “interseccional” provocada por distintos factores como el género o la situación socio-económica, además de la minusvalía. De hecho, aunque en Zaragoza residen 46.015 mujeres con discapacidad, todavía siguen siendo una parte invisible de la sociedad, ya que en muchos casos son relegadas al ámbito doméstico. Además, el 60% de las personas con discapacidad en España son mujeres y niñas y el 30% de ellas se encuentran en riesgo de exclusión social, según datos de Amanixer. Son, además, un colectivo que presenta una alta tasa de desempleo, ya que el 80% en edad laboral está fuera del mercado laboral, según las mismas fuentes.

Este contexto de exclusión social y de falta de independencia hace que este colectivo presente más vulnerabilidad a la hora de sufrir violencia. Así lo confirma también la macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019 del Ministerio de Igualdad, que indica que el 17,4% ha sufrido violencia física frente al 11% de mujeres sin discapacidad, o que el 14,8% ha sido víctima de violencia sexual frente al 9,9%.

Estos datos ponen de manifiesto que la discapacidad en las mujeres se traduce en un mayor aislamiento social, desempleo, dependencia económica y afectiva y en más violencia, ha destacado Antoñanzas. Esta realidad, además, se ha visto agravada por las consecuencias sociales de la pandemia, como confirman desde Amanixer, donde en el último año se han atendido a más mujeres que acuden a la asociación en busca de apoyo psicológico y social.

Ante esta situación, el Ayuntamiento quiere dedicar “todo su esfuerzo a promover actuaciones encaminadas a cortar la brecha de género en colectivos especialmente sensibles”, ha manifestado Antoñanzas. Para la edil, este apoyo a las mujeres con discapacidad se hace todavía más necesario, ya que “soportan unas realidades que se deben abordar específicamente, como el acceso al mundo laboral, la participación social y la plena inclusión”.

Para atender estas necesidades, el Ayuntamiento ha suscrito este nuevo acuerdo que, además de ofrecer atención integral, identificará también los modos de dependencia y violencia que sufren estas mujeres y creará redes de apoyo mutuo para fomentar su participación en la vida cultural y social.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies