Desde que ha llegado la primavera, me veo cada vez más fatigado y con cansancio de forma continuada. Me supera todo esto y no veo la luz

p

Durante la llegada de la primavera los días se vuelven más largos y con el cambio de estación, también llega la llamada astenia primaveral, afectando a muchas personas que sintiéndose más cansadas y fatigadas de lo habitual. Esto se debe por el cambio de temperaturas, un aumento de las horas de luz y por el cambio de horario. En principio se trata de una situación transitoria que se mantendrá mientras el organismo se adapta a las nuevas condiciones ambientales, por lo que lo normal es que la sintomatología desaparezca a corto plazo.

Para apaciguar los síntomas conviene llevar un horario regular del sueño-vigilia intentando dormir al menos 8 horas. Llevar una correcta alimentación es esencial, incorporando más frutas y verduras, así como preparar cenas que sean ligeras para que no interfiera la pesadez en el sueño. Además, la práctica de ejercicio, aunque sea media hora al día, ayudará a minimizar los efectos. Muy importante una abundante hidratación y evitar sustancias estimulantes y excitantes como son el café o el té.

Mi consejo: se trata de un estado transitorio, pero si los síntomas son intensos y se acompañan de otras manifestaciones como la fiebre, pérdida de peso o un estado de ánimo deprimido que perdura en el tiempo, acude al médico para descartar otras patologías.

Print Friendly, PDF & Email
p

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies