El Casademont recupera sensaciones venciendo con solera al Gipuzkoa (99-71)

El partido contó con la novedad del cambio de entrenador. Foto Basket Zaragoza

El conjunto aragonés suma su undécima victoria de la temporada tras superar ampliamente al Acunsa Gipuzkoa por 99-71 bajo la dirección de Sergio Lamúa. Una buena salida de los rojillos, liderados por Nico Brussino, con 23 puntos y 31 de valoración, les sirvió para tomar una renta que no perdieron en todo el encuentro y que fue creciendo conforme avanzaba el choque, hasta un último cuarto en el que los visitantes limaron mínimamente la diferencia.

Brussino de penetración, Hlinason con sendos mates ante Okouo, Ennis de triple y otra del argentino rojillo, sellaba un positivo 11-2 de salida que Nicola paró con un tiempo muerto en el minuto 3. Atrás, Casademont Zaragoza se mostraba sólido y en ataque con fluidez. Acunsa respondió con un triple y un mate del rojillo cedido, Radoncic, para acortar diferencias. La producción anotadora de los locales era fluida y la respuesta visitante buscaba no desanclarse del choque (23-12). Las rotaciones de Lamúa mantenía la producción en similares términos y el equipo no bajaba el nivel al final del tramo.

Hlinason volvió a pista y Sulaimon comenzaba a sumar también, como Brussino para poner un 33-23. Font rotó a Sulaimon y, en ataque, seguía Casademont Zaragoza con los puntos necesarios hasta que San Miguel elevó los +13 la diferencia (37-24) y Nicola paró el choque (min16). Un par de acierto en el triple y Acunsa se mantenía en la lucha, mientras Hlinason reinaba en la pintura y Brussino despegaba el marcador (43-29), antes de la salida de Justiz a 1.47 del descanso para dar descanso al islandés. En defensa seguía Casademont apretando para que el rival no produjera. Brussino exhibía calidad y Justiz daba una asistencia de canas a canasta a Ennis que cobrara dos libres y marcharse al descanso con una ventaja que rozaba la veintena.

Tras la pausa, Nico sumó el 2+1 y un triple para el 52-29. Hlinason seguía mandando y ajustando la defensa para que el rival no se levantase, mientras en ataque incluso el juego entre grandes daba rédito. Brussino, otra vez el argentino, tripleara al 58-34 en apenas 3,30 de juego en la continuación. La productividad seguía a buen nivel desde una defensa de calidad y un rival que no acertaba a responder ante el partido que estaba haciendo el bloque rojillo (71-38, min.26).

Con el partido encarado, los de Lamúa jugaron con la soltura necesaria para cerrar el tramo con un claro +32. Al último acto, llegaba Casademont Zaragoza con confianza. Font se sumaba a los triples en un obvio “suma y sigue”, guión que marcó durante los 10 minutos del tramo final. Para entonces, con el 90-58, Lamúa tenía en pista a Justiz y Jaime Fernández para el desenlace, con el choque decidido y con el equipo recuperando el dulce sabor de la victoria.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies