Teruel Existe convoca una manifestación el 25 de abril por la avalancha de centrales renovables

La concentración consistirá en una caravana de vehículos a través de la ciudad de Teruel
La concentración consistirá en una caravana de vehículos a través de la ciudad de Teruel

La plataforma Teruel Existe ha convocado una manifestación para el próximo 25 de abril como protesta de la proliferación de parques eólicos en la provincia. Una caravana de coches en la capital apoyará la lectura de un manifiesto en el que el partido quiere evidenciar lo que denominan como “explotación de los recursos de la provincia”. “Por el futuro de Teruel, Renovables Sí, pero NO así”, es el lema de la concentración.

Numerosos proyectos de macroparques de energía eólica y macroplantas de fotovoltaica tienen previsto instalarse en esta provincia aragonesa. Teruel Existe apuesta por las energías renovables, por una implantación sostenible en la provincia de Teruel, que cuente con la participación de las comunidades locales y que respete el territorio y el medio ambiente.

Los portavoces de la organización, Manolo Gimeno y Antonio Saz, han informado en una rueda de prensa que la asamblea del movimiento ciudadano Teruel Existe decidió por unanimidad que “es necesario realizar una movilización para que los turolenses puedan expresar su posición ante la avalancha de proyectos de centrales eólicas y solares en lugares de alto valor paisajístico y que condicionarán el futuro de la provincia”. El movimiento ciudadano “ha defendido durante 20 años la provincia con la sociedad turolense, y va a seguir haciendo”.

Han informado que, debido a la situación de pandemia y la necesidad de garantizar la seguridad sanitaria, la movilización será una caravana con coches en la ciudad de Teruel. “Queremos invitar a participar a todas y todos los turolenses a esta manifestación, para exigir a las Administraciones que deben atajar este erróneo despliegue de renovables en la provincia de Teruel”. Han confirmado que la concentración de vehículos se realizará en la explanada de Dinópolis, sobre las 11.00 horas, que la caravana recorrerá algunas calles de la ciudad y que finalizará en la misma explanada para leer el manifiesto de la convocatoria. Han confirmado que tienen ya confirmada la asistencia de turolenses de todas las comarcas de la provincia.

Manolo Gimeno ha transmitido que “el motivo es evidenciar lo que consideramos un gravísimo atentado hacia nuestro Patrimonio Natural, Ambiental y Cultural al tenerse previsto instalar en la provincia muchos megaparques de energías renovables tanto eólicas como fotovoltaicas”. Ha valorado que entran a formar parte de una “secuencia histórica, a la que ha sido sometida la provincia de Teruel, de explotación colonial sistemática de sus recursos: azufre, hierro, caolines, arcillas, carbón, energía eléctrica, aquí nos dejan las escombreras y el desarrollo que generan estos recursos llegan a otros territorios.”

“Urgencia de proyectos enorme”

Gimeno ha recordado que en la provincia recientemente, de repente y con urgencia, están saliendo múltiples proyectos de energías renovables, “muchos de ellos sospechosamente fraccionados por debajo de 50 MW y en el caso de que se lleven a efecto, la provincia tendría una capacidad de generación eléctrica superior a 7.000 MW, una potencia de generación igual a la que producen actualmente todas las centrales nucleares del país”.

Para comprender mejor la magnitud de esta cifra, han informado que en estos momentos la capacidad total de generación eléctrica en España ronda los 115.000 MW, aunque los consumos pico habituales están en torno a los 32.000 MW (datos de REE), destacando que la provincia de Teruel estaría en condiciones de generar el 21,8% de toda la energía consumida, algo que considera “una barbaridad”.

Manolo Gimeno ha recordado una entrevista de la ministra Teresa Ribera en junio de 2019, donde reconocía que se podría estar creando una “burbuja de renovables” en España, una opinión compartida por la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC). La ministra afirmó “en un ámbito como este, lo peor que se puede hacer es actuar de manera imprudente y que tengamos riesgo de una regresión fuerte” y subrayó la “importancia de evitar un mercado netamente especulativo de reventa de licencias”.

Consideran que “por desgracia, estos peores presagios se están cumpliendo al pie de la letra en nuestra provincia”. Para evidenciar el impacto negativo de este modelo de macroparques sobre la despoblación, han señalado, como ejemplo, los datos del complejo eólico de Maranchón, que en el año 2006 era el mayor de Europa: 149 aerogeneradores y un total de 298 MW. El pueblo ha seguido perdiendo habitantes con la misma tendencia que había antes y apenas se han generado puestos de trabajo en el territorio. El mantenimiento lo realiza una empresa del País Vasco.

Alegaciones a proyectos del Maestrazgo y Sierra del Pobo

Antonio Saz ha informado que en la asamblea del movimiento ciudadano los turolenses hace tiempo que están muy preocupados por la “avalancha” todas las semanas con proyectos de macroparques de energía eólica y macroplantas fotovoltaicas que se están planteando en Teruel, “y mucho más cuando vemos constantemente la falta de información a los ciudadanos de nuestros pueblos, la inexistente participación ciudadana, y como se quieren instalar en nuestras sierras, dejando en evidencia la falta de control y respeto a las zonas con alto valor paisajístico y ambiental, donde el turismo sostenible es uno de los sectores de creación de empleo y con potencial de crecimiento”.

Ha destacado que “es una auténtica barbaridad, y es evidente que cambiaría el futuro de nuestra provincia al transformar nuestros paisajes en suelos industriales destrozando su biodiversidad y belleza”. Por todo ello la asamblea decidió presentar alegaciones a los proyectos de renovables del Maestrazgo, Cabigordo y la sierra de El Pobo, “al ser zonas con alto valor medioambiental y turístico”.

Preocupación social

Saz ha transmitido que desde Teruel Existe está a favor de las energías renovables y de la transición ecológica para luchar contra el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, “pero no de la forma apresurada, abusiva y descontrolada que se está haciendo, por ello exigimos a las administraciones responsables que no miren para otro lado, impulsando y facilitando las tropelías sobre una sociedad mermada en número, fuerzas y recursos, quedando ellas sin responsabilidad política”.

“Estamos a favor de la energías renovables, pero no así, queremos un desarrollo auténticamente sostenible”, han afirmado los portavoces. Apuestan por la implantación de pequeñas instalaciones que permitan el consumo –y el autoconsumo- energético en sus inmediaciones, una generación distribuida, porque las grandes instalaciones sean solo las necesarias y estén lo más próximas posible a los lugares con mayor consumo para reducir las pérdidas en el transporte de energía, “buscando tanto la economía de medios, como el mínimo impacto en el paisaje de los sistemas de evacuación energética”. Y por el abono de un canon a favor de los territorios productores, acorde con los inmensos beneficios que producen estas instalaciones.

Piden “verdaderos estudios transversales de impactos social, cultural y ambiental”, porque consideran que los estudios de evaluación de impacto ambiental tienen “grandes carencias en el inventario de valores a conservar; establecen valoraciones ultraconservadoras de los impactos negativos y, para atenuarlos, proponen unas supuestas medidas correctoras que en muchas ocasiones son ridículas e imposibles de cumplir y de controlar”.

Desde Teruel Existe consideran que “el futuro del territorio debe ser objeto de una auténtica participación ciudadana” evitando la “fractura social que se está generando y que debe ser atajada con una normativa justa y adecuada, con un plan de ordenación del territorio adecuado y la participación ciudadana en el desarrollo de las implantaciones”. Han resaltado que los pequeños ayuntamientos que no tienen capacidad técnica para valorar el impacto en sus términos municipales y cuya gobernanza está limitada a causa de sus ínfimos presupuestos y escasa población, “son fácil presa para las grandes empresas, capaces de destrozar su patrimonio cultural y paisajístico sin apenas crear empleos y por muy poco dinero, que es pan para hoy y hambre para mañana”.

Estiman que es “imprescindible una planificación para la correcta ubicación de los parques eólicos y fotovoltaicos, antes de la apresurada construcción masiva en cualquier lugar, y por ello piden un Plan específico de Ordenación Territorial Integral.

Actualmente están proyectadas centrales con molinos de 200 metros de altura en todas las sierras de la provincia en las que el turismo de naturaleza es uno de los sectores de desarrollo, “es un atropello de paisajes ancestrales que se han mantenido vírgenes durante milenios y que son de los pocos que todavía se mantienen así no sólo en España sino en Europa”, ha concluido Manolo Gimeno.

Print Friendly, PDF & Email
La concentración consistirá en una caravana de vehículos a través de la ciudad de Teruel