Excesivo castigo para un Zaragoza condicionado por un polémico penalti a los cuatro minutos (3-0)

No fue el mejor partido del Zaragoza, que apenas generó peligro a la meta rival. Foto: @RealZaragoza

No pudo continuar el Real Zaragoza su buena racha de resultados en su visita a Montilivi. Un polémico penalti, que solo vio el colegiado López Toca, decidió el devenir del partido a los cuatro minutos y fue una losa enorme para un equipo que apenas generó peligro durante todo el encuentro. El equipo, menos intenso que días atrás, se lleva un excesivo castigo de su visita al Girona, que aprovechó sus dos únicos chispazos en la segunda parte para golear.

JIM apostaba de inicio por el mismo bloque que venció al Almería, con la única novedad de Peybernes por Francés para dominar el juego aéreo en defensa, ante Stuani y Sylla, las dos principales armas en ataque del Girona. Los catalanes afrontaban el encuentro prácticamente como la última oportunidad para acercarse el playoff de ascenso, y así se notó ya en el primer minuto, con un córner a favor de los locales que despejó Jair.

Pero el partido se puso en contra demasiado pronto. A los cinco minutos, López Toca se inventa una mano de Jair dentro del área, que Sagués Oscoz desde el VAR no quiso corregirle, y Stuani no falló un penalti absolutamente increíble e injustificable. Un minuto después, no vio un codazo sobre Sanabria que bien debería haber sido falta y tarjeta. Y diez más tarde, se comió un clarísimo córner para el Zaragoza en una falta lateral colgada por Zapater.

Quería despertar el Zaragoza tras unos minutos fuera del partido, desdibujado ante la actuación de López Toca, que condicionó el resto del encuentro con el penalti del minuto 4. El Girona insistía en el juego por bandas y con centros laterales, que de momento defendía la zaga hoy avispa.

El partido avanzaba a la media hora con poco juego y con poca presencia de las áreas, como suele ser habitual en los planteamientos de JIM, pero esta vez con el resultado en contra y con la obligación de hacer algo más en ataque para buscar el empate. El técnico vio el hueco en el costado izquierdo de la zaga del Girona, y ahí movió a Narváez, que buscaba continuamente el peligro a la espalda de Aday, pero sin culminar ninguna de las acciones.

Segunda parte

El paso por vestuarios dejó el primer movimiento de JIM con la entrada de Azón por un Toro Fernández que volvió a trabajar bien y a proteger el balón de espaldas, pero que continúa inoperante ante la meta contraria. El Girona tuvo la oportunidad de marcar el 2-0 con un balón que le cayó a Sylla dentro del área, pero Cristian Álvarez atajó el disparo mordido del delantero africano.

El Zaragoza lo intentaba sin un gran ritmo, pidiendo cambios en el centro del campo, sobre todo el de un desaparecido Adrián, para tratar de sorprender al Girona. Zapater lo intentó con una falta directa desde el pico del área, pero el balón golpeó en el lateral de la red. Pero el Girona mataría el partido con un córner mal defendido por la zaga zaragocista, que deja rematar solo a Bustos en área pequeña para que hiciera el 2-0.

Quería recuperarse JIM del mazazo del 2-0 con la entrada de Eguaras y Bermejo, quizá unos minutos tarde de lo que pedía el equipo. Con el resultado a favor, el Girona se asentó sobre sus tres centrales para dejar morir el partido sin sustos ante un Zaragoza con poca mordiente y escasa capacidad de generar ocasiones ante una defensa cerrada.

Pocas armas tuvo el equipo zaragocista para hacer daño a la defensa rival y hacer temblar el marcador, muy claro para la victoria local. Fue Sylla quien cerró el triunfo en el minuto 84 con un disparo desde dentro del área, aprovechando el bajón de intensidad que había sufrido la zaga avispa. Porque más allá de la actuación arbitral, que condicionó el devenir del partido, el Zaragoza no mostró la intensidad defensiva de otros días ni creó ocasiones para discutir el triunfo. Una derrota que no debe hacer daño en el equipo, pero a la que hay que dar respuesta de forma inmediata la próxima semana para no sembrar dudas en una salvación que está encarrilada, pero que falta por culminar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies