El tren de hidrógeno de Adif y Renfe hará pruebas en la línea Zaragoza-Canfranc

Las instituciones se han comprometido a impulsar la conexión internacional con Pau y Burdeos, cerrada desde 1970

El tren de hidrógeno que va a impulsar el consorcio entre Adif y Renfe realizará sus pruebas en la línea ferroviaria entre Huesca y Canfranc. Así lo ha anunciado el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, durante el acto de inauguración de la nueva estación, que busca recuperar todo su esplendor con la reapertura de la conexión con Francia a la que se comprometieron ambos países hace solo un mes.

Para ello, será necesario impulsar la mejora de la línea entre la capital oscense y Canfranc, así como la rehabilitación del túnel del Somport. En este sentido, ha anunciado que ya se han iniciado los contactos para convocar la reunión de trabajo de las cuatro partes implicadas, Moncloa, Gobierno de Aragón, Ministerio francés y Nueva Aquitania, para empezar a materializar el impulso de la reapertura de esta línea, al que ambos países se comprometieron en la Cumbre hispano francesa celebrada hace un mes.

Paralelamente, el Ministerio sigue avanzando con la redacción del estudio informativo para la implantación del ancho estándar en el tramo Huesca-Canfranc y, con el objetivo de conseguir una concepción integral de la línea que propicie realmente la intermodalidad, también se están estudiando las conexiones en ancho estándar con Plaza y Plhus.

Sumado a estos trabajos, el ministro también se ha comprometido con actuaciones como la renovación de vía entre Plasencia del Monte y Ayerbe, cuya licitación ya se está tramitando, o la de los tramos Ayerbe-Caldearenas y Jaca-Canfranc, cuyos proyectos se están terminando de supervisar. “Si de verdad queremos contribuir a la intermodalidad entre viario y ferroviario, debemos modernizar la infraestructura en ambos lados de la frontera y conseguir la interoperabilidad plena del trafico transfronterizo”, ha resaltado.

En el medio de estos trabajos se encuentra la nueva Estación Internacional de Canfranc, que se ha inaugurado oficialmente este jueves con la llegada y salida de los primeros trenes, y tras una inversión de más de nueve millones de euros. Ábalos ha definido estas instalaciones como “un icono de la arquitectura ferroviaria en España” al que “se le adentra de lleno en el siglo XXI”. “La estación histórica de Canfranc es una de las más singulares que ha levantado el ferrocarril español en su historia, por el enclave natural que la rodea, su ubicación transfronteriza, su diseño palaciego y los acontecimientos históricos que ha protagonizado y ha sido testigo”, ha resaltado el ministro, que ha hecho entrega a los asistentes de un ejemplar del libro “Canfranc. La estación de los Pirineos”, del autor Ezequiel Usón Guardiola, con prólogo de él mismo.

Durante el acto de inauguración, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha puesto de manifiesto la importancia de esta icónica estación como una de las claves en su afán por “convertir a nuestra Comunidad en una plataforma logística terrestre líder en Europa”, así como un “nuevo motor” que se añade a la maquinaria de oportunidades que ofrece el Pirineo a sus habitantes. “El alcalde hablaba estos días como la Opel del Pirineo, pero por suerte el Pirineo va teniendo muchas Opel, muchas fuentes de riqueza, palancas para generar futuro, y debemos tener la habilidad, sensibilidad y ambición para conectarlas todas ellas”, ha expuesto el líder del Ejecutivo aragonés, que incluso ha propuesto denominar a la conexión Zaragoza-Pau-Burdeos como “línea Goya”.

Para Lambán, la reapertura de esta línea, que podría ser una realidad en 2025 con las mejores previsiones, ya fue “uno de los elementos centrales” del programa con el que Aragón inició su autogobierno, siendo uno de los sueños de los padres fundadores de la Comunidad. “No ha habido gobierno de esta tierra que no se haya empeñado de alguna forma en hacer realidad aquel sueño. Entendimos que la reapertura no solo era políticamente fundamental para consolidar el autoestima de Aragón, sino fundamental para el desarrollo económico de la Comunidad”, ha añadido.

Nueva playa de vías

La nueva playa de vías ha supuesto una inversión de más de 5,8 millones de euros para crear una infraestructura moderna, segura y polivalente que se podrá adaptar a las necesidades de interoperabilidad para hacer posible el tráfico ferroviario internacional.

El haz de vías para el tráfico de viajeros está compuesto por tres vías, mientras que el de mercancías está compuesto por cuatro. Además de la colocación de las vías, se han ejecutado todas las obras de drenaje adaptadas a la naturaleza de la zona, el cerramiento perimetral, enclavamientos, desvíos y las canalizaciones de todos los servicios del sistema de comunicaciones, señalización y seguridad. También se ha llevado a cabo el desmontaje de las vías en desuso que quedaban fuera del ámbito del uso actual y más próximas al Paseo de los Melancólicos. Una obra que se ha realizado bajo la dirección facultativa y la tutela de ADIF.

La nueva estación de viajeros ha supuesto una inversión de 4,1 millones de euros. Está ubicada en el interior del hangar Oeste de transbordo de mercancías. En el diseño de la misma se ha respetado la visión de la sucesión de pórticos metálicos de manera que el entramado metálico sigue siendo protagonista. Se han respetado las cerchas originales y se ha construido una sobreestructura encima de la original que sirva para atender las necesidades constructivas actuales, pero conservando el valor patrimonial del hangar. Las obras se iniciaron en marzo de 2019.

La nueva estación se ha diseñado como una caja depositada en el interior del hangar, y como un recinto transparente en las zonas públicas. En paralelo a la estación se sitúa el hangar Este de transbordo donde se ubican las vías centrales y los andenes laterales, de 200 metros, que están conectados a través de un paso subterráneo.

Print Friendly, PDF & Email