Al Casademont Zaragoza le urge vencer ante Manresa para recuperar sensaciones

Los rojillos deben vencer para retomar esa confianza perdida. Foto: Basket Zaragoza

Pese al parón que otorga la Basketball Champions League hasta principios de mayo con la Final Eight, abril no da tregua al Casademont Zaragoza. Los rojillos afrontan, hasta la llegada del compromiso continental, tres semanas con doble partido de Liga Endesa. La primera de ellas se inicia con un importante duelo a domicilio frente a BAXI Manresa, donde el equipo de Sergio Hernández intentará poner fin a su sequía en ACB con un triunfo fuera de casa.

Para ello, el técnico argentino, que recuperó el domingo a Rodrigo San Miguel en su enésimo regreso a Manresa. También hace lo propio con Tryggvi Hlinason. De hecho, cuenta únicamente con la duda de Javi García, cuya presencia depende de la evolución del esguince sufrido hace dos semanas en la visita a Las Palmas de Gran Canaria.

Por su parte, el conjunto catalán cuenta con la enfermería más llena para la cita. Pasó por quirófano Juan Pablo Vaulet, con una fractura en la mandíbula durante un entrenamiento, y el regreso de Matt Janning a su país por cuestiones personales. La ausencia del internacional argentino y del escolta estadounidense se unen así a las bajas confirmadas en el puesto de base de Dani Pérez y de Jonathan Tabu.

Ante esta situación en la dirección de juego, Manresa se reforzó con la vuelta de Dani García y la llegada de Frankie Ferrari. Desde su regreso hace dos meses al Nou Congost se ha mostrado como una de las piezas más importantes del equipo con 13 puntos y 4.3 asistencias de media. Sin embargo, el jugador más destacado del equipo que comanda Pedro Martínez es el pívot Scott Eatherton (13.6 puntos, 5.4 rebotes).

El pívot estadounidense ya fue clave en el choque de la primera vuelta que los catalanes se llevaron en la prórroga. Fue entonces el estreno de Sergio Hernández en el pabellón Príncipe Felipe. Sin embargo, si por algo se caracterizan los del Bages es por su juego colectivo que, con un protagonismo muy repartido, le mantiene peleando por entrar en el playoff. Su balance es de trece victorias y 16 derrotas.

Otra muestra de esta filosofía es el hecho de que Manresa sea líder en asistencias por encuentro con casi 20 (19.93). Eso sí, es un dato que encuentra la contrapartida de que también son el equipo que más balones pierde (15.31). Pero no es el único peligro, ya que su potencia interior con Sajus, Sima y Báez, además del citado Eatherton, les hace también ser uno de los equipos más productivos en el rebote ofensivo.

Print Friendly, PDF & Email