Ercros invertirá 22 millones en Sabiñánigo para ampliar la planta y reducir emisiones

Vista aérea fábrica Ercros en Sabiñánigo

Ercros ha aprobado su nuevo plan de inversiones que recoge ocho grandes proyectos para la planta de Sabiñánigo. La empresa invertirá 22 millones de euros para ampliar la fábrica con la construcción de una nueva línea de producción que permitirá casi duplicar la capacidad actual. Además, parte de la inversión irá destinada a reducir hasta en un 20% las emisiones directas de CO2 de la planta y a diferentes proyectos de digitalización. Un plan que generará nuevos puestos de trabajo tanto directos como indirectos en la localidad oscense.

Este proyecto, que define las actuaciones estratégicas que va a llevar a cabo la empresa durante el período 2021-2025, tiene una estrategia que se asienta sobre tres dimensiones: diversificación, digitalización y descarbonización. Contiene 20 grandes proyectos, de los cuales 8 se llevarán a cabo en la fábrica de Sabiñánigo, que supondrá una quinta parte de la inversión total (22 millones de euros), además de que generará puestos de trabajo.

Aunque el horizonte temporal es de 5 años, el alcance de algunos proyectos de digitalización, dado el proceso de cambio de gestión y organización que implican, y de otros de descarbonización, trascenderá este período y se extenderá hasta 2029. Para el período 2021-2029, Ercros prevé una inversión total de 92 millones de euros y la generación de un ebitda adicional de 194 millones de euros.

Los 22 millones que se prevén invertir en Sabiñánigo, se distribuirán de la siguiente manera: El 55% ira destinado a un gran proyecto de diversificación que se basa en la ampliación de la planta de clorito; el 37% a tres proyectos de descarbonización, que en total reducirán el 20% las emisiones directas de CO2 de la fábrica (vs 2020); y el 8%, restante, a cuatro proyectos de digitalización.

Según el grupo industrial, la realización de las ocho actuaciones estratégicas (que fomentan la diversificación de la actividad, aumentan la automatización de los procesos y mejoran las prestaciones ambientales de las instalaciones) consolida el futuro de la fábrica de Sabiñánigo.

En los últimos 14 años (2007-2020), Ercros ha invertido en esta fábrica cerca de 86 millones de euros en actuaciones orientadas a la mejora tecnológica, la eficiencia energética de los procesos productivos y la ampliación de la capacidad de producción.

Desde Ercros prevén financiar el plan con recursos generados internamente, pero también afirman que las ayudas públicas provenientes del Fondo Europeo de Recuperación, y otras que se puedan obtener, permitirán acelerar el proceso inversor y acometer antes algunas de las actuaciones previstas para el período 2026-2029, por lo que intentarán conseguirlas.

El presente plan sucede al Plan ACT 2016-2020, de Adaptación al Cambio Tecnológico, que supuso la modernización de la estructura productiva de Ercros y la incorporación de importantes mejoras de eficiencia energética.

Proyectos en la fábrica de Sabiñánigo

En Sabiñánigo se van a llevar a cabo 8 proyectos, que se clasificaran en una de las tres dimensiones. En cuanto a la diversificación, se realizara un proyecto que ampliará la capacidad de la planta de clorito sódico con la construcción de una nueva línea de producción que permitirá casi duplicar la capacidad actual.

Dentro de la dimensión de digitalización, habrá varios proyectos: Uno de IoT (internet de las cosas), con la instalación de sensores para monitorizar, entre otros, parámetros clave del funcionamiento de los equipos electrolizadores de las plantas de fabricación de cloro-sosa/potasa, y otros dos relacionados en el Big Data, la automatización de procesos, dispositivos móviles y otros proyectos comunes.

En cuanto a la descarbonización, en Sabiñánigo se realizarán tres proyectos: la construcción de una nueva planta de concentración de salmuera residual, el aprovechamiento del 100% del hidrógeno obtenido en las plantas de electrólisis de clorato sódico y cloro-sosa/potasa, con la instalación de quemadores mixtos en las calderas de vapor, y la sustitución del transformador eléctrico de cabecera por uno nuevo, más eficiente.

Una nueva planta semi-industrial de hidrógeno

Este proyecto no está dentro de los 8 del Plan 3D. Construcción de una planta piloto, a escala semi-industrial, para la generación de hidrógeno verde, a partir de electrólisis de agua, que permitiría tener hidrógeno adicional al actualmente disponible, y se generaría a partir de energía renovable sin emisiones de CO2.

Nuevos puestos de trabajo

En el año 2020 la plantilla de trabajadores de la fábrica de Sabiñánigo era de 218, y se estima que con este plan sufra un aumento moderado. Desde la empresa se prevé la creación de 5 puestos de trabajo directos, 20 indirectos (para tareas de mantenimiento y logística), además de unos 60 puestos de trabajo para la construcción de la nueva planta.

Tres dimensiones para tres retos

La estrategia que el Plan 3D define se asienta sobre tres dimensiones: Diversificación, Digitalización y Descarbonización. Con este proyecto, se busca transformar Ercros en una empresa sostenible a lo largo del tiempo. Sostenible por la diversificación de su estructura productiva, que le permitirá amortiguar la volatilidad cíclica propia del sector químico, por la transformación digital y automatización de sus procesos, que la hará más competitiva, y por la adecuación de sus prestaciones medio ambientales a los requerimientos oficiales europeos y españoles para frenar el cambio climático.

Con estas tres dimensiones, según explican desde la empresa, se quiere dar respuesta a tres retos fundamentales: la diversificación servirá para ganar estabilidad a lo largo del ciclo económico, la digitalización será la forma de dar un salto relevante en materia de modernización y aumento de productividad, y la descarbonización será uno de los aspectos que contribuirá a frenar el cambio climático.

Print Friendly, PDF & Email