Zaragoza da un año más a pymes y autónomos para devolver los microcréditos

Los sectores de la hostelería o el comercio han sido los principales beneficiarios de los microcréditos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha aplazado un año la devolución de microcréditos a los casi 1.800 autónomos y pymes que los pidieron para poder mantener la actividad económica de sus empresas afectadas por la crisis sanitaria.

La consejera municipal de Hacienda María Navarro, ha destacado que el objetivo «es aliviar las cargas de los beneficiarios en un momento especialmente delicado para los sectores de la hostelería o el comercio, principales beneficiarios de los microcréditos».

De esta manera, un plazo de carencia que estaba previsto para los microcréditos concedidos en la primera convocatoria para el 5 de mayo de 2021, pasará a ser el 5 de mayo de 2022, comenzando, a partir de ese momento, el cómputo de las cuotas a devolver. Y para aquellos suscritos en la segunda convocatoria, el plazo de carencia que estaba previsto para el 5 de junio de 2021, pasará a serlo el día 5 de junio de 2022, momento en el que se iniciará el cómputo de las 36 o 60 cuotas, según el microcrédito solicitado.

“Aquellos que vieron disminuidos sus ingresos o tuvieron que cerrar como consecuencia de la pandemia derivada del Covid-19 van a comenzar a devolver sus microcréditos 18 meses después de haberse concedido. Es otro objetivo cumplido a petición de ellos que todavía siguen pasando un mal momento económico”, ha sostenido.

Cuando el Gobierno de Zaragoza aprobó las bases de los microcréditos, consideró que el plazo de seis meses de carencia era lo suficientemente amplio como para permitir que las limitaciones y restricciones provocadas por la pandemia permitiesen la reactivación económica y el desarrollo normalizado de las actividades productivas y de servicios. Sin embargo, la realidad ha sido otra y las diferentes medidas adoptadas como la restricción de movimientos, aforos, horarios, o el toque de queda aún no han permitido que los sectores económicos de la ciudad recuperen la normalidad.

La responsable municipal de Economía, Carmen Herrarte, ha destacado que se les da un año más porque lo necesitan. “Hemos estado al lado de nuestro tejido empresarial, lo seguimos estando, les escuchamos y lo seguimos estando”, ha resaltado.

10.000.000 de euros en microcréditos

El Ayuntamiento de Zaragoza impulsó microcréditos de entre 5.000 y 10.000 euros destinados a autónomos y pymes de la ciudad que se han visto afectados por la crisis económica de la Covid-19, habiendo reducido sus ingresos o cerrando sus puertas. Lo hizo a través de una modificación de crédito del presupuesto de 2020 de 10.000.000 de euros.

Los microcréditos se lanzaron con un tipo de interés del 0%, con una carencia de 6 meses (hoy ampliada otros 12 meses más, un total de 18 meses), y un plazo de devolución de hasta 60 meses. En la primera convocatoria se formalizaron 1.146 microcréditos y 597 en la segunda.

Taxistas, hostelería, moda, calzado y complementos, peluquerías y agencias de viaje fueron los sectores que más demandaron los microcréditos.

Las solicitudes llegaron de prácticamente todos los barrios de la ciudad, en especial, de Casco Histórico, La Almozara, Centro, Actur, Torrero, Centro, Las Fuentes o Delicias. Las razones para solicitarlo pasaron por haber visto disminuidos ingresos o por haber tenido que cerrar durante el estado de alarma decretado por el gobierno central en el mes de marzo de 2020.

Con los microcréditos, a través de las Consejerías de Presidencia, Hacienda e Interior y Economía, Innovación y Empleo, teniendo en cuenta el Acuerdo por el Futuro de Zaragoza, el Ayuntamiento de Zaragoza dio respuesta a una situación de necesidad reclamada desde el sector empresarial de la ciudad.

Otras ayudas para autónomos y pymes

Desde que comenzase la pandemia derivada de la Covid-19, el Ayuntamiento de Zaragoza, con el objetivo de impulsar a los sectores económicos afectados por la pandemia, ha tomado medidas dirigidas a autónomos y pymes de la ciudad.

En el mes de abril de 2020, apenas unas semanas después de que comenzase Estado de Alarma, el área de Presidencia, Hacienda e Interior aprobó exenciones para comercio, hostelería, mercados, hospitales, centros deportivos, pequeños negocios, pymes e industrias.

En concreto, la parte variable de los recibos de los “usos no domésticos” de abastecimiento de agua, saneamiento, recogida de basuras, tratamiento de residuos urbanos, badenes de carga y descarga y reservas de espacio no domésticos, licencias de mercados ambulantes y cánones de las concesiones en vía pública.

Además, no cobró la tasa veladores correspondiente a todo 2020. Las medidas supusieron una merma en la recaudación del Ayuntamiento de 3.850.000 euros.

En 2021, a través del Plan Urgente de Rescate fiscal, también se contempla la bonificación del 30% del recibo del IBI de comercio, hostelería y actividades relacionadas con el ocio y la cultura, la bonificación del 50% de la Tasa de Veladores, la bonificación de un 5% en los recibos domiciliados para familias vulnerables y la bonificación del 25% en la tarifa por transmisión de licencia de taxi. Un sector, el del taxi, que además recibirá el importe equivalente al 50% del Impuesto de Circulación a través de un convenio.

Por su parte, en 2020, desde la consejería de Economía, Innovación y Empleo se impulsaron ayudas a la digitalización e innovación comercial por 706.000 euros, otras destinadas a mercados con 352.000 euros, 100.000 euros a ayudas al emprendimiento municipal y 580.000 a las relacionadas con convenios de inserción sociolaboral.

Además, se incentivaron las compras en el pequeño comercio y la hostelería de la ciudad con el proyecto “Volveremos” al que se destinaron 1.250.000 euros y que generó seis euros por cada euro invertido. En 2021, el programa cuenta con un presupuesto de 3.000.000 de euros a los que se suma la partida del Plan Local de Comercio y Hostelería de 7.175.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email