Las entidades aragonesas claman contra la propuesta de premiar el retraso de la jubilación

Imagen de archivo de pensionistas

No ha sentado nada bien entre las entidades económicas aragonesas la propuesta de premiar el retraso de las jubilaciones. Consideran que estas no pueden ser las medidas para atajar los problemas económicos del Gobierno, ya que perjudica a los trabajadores. Alargar el periodo de jubilación supone atacar el derecho al descanso al final de la vida profesional.

El presidente de CEOE, Ricardo Mur, declaraba que, antes de hacer cambios, “debe haber debate con los agentes sociales”. Hay un problema de pensiones, pero “las medidas no pueden ser estas porque no respetan un derecho básico”. “Solucionar las pensiones a base que no se jubilen no es razonable ni van en línea de la política social”, afirmaba.

Aurelio López de Hita, de Cepyme, sostenía que no se puede fomentar el empleo joven favoreciendo alargar la vida laboral. “Si la manta tapa la cabeza se destapan los pies”, declaraba el representante de las pequeñas empresas. Esta “no es la forma de renovar el mercado de trabajo”, ni tampoco es lógico “hacer anuncios de este tipo”.

Por parte de los sindicatos, los representantes de UGT y CCOO, Daniel Alastuey y Manuel Pina, han declarado que va en contra del beneficio del propio trabajador. Son políticas “que van a perjudicar a quienes tomen su jubilación a tiempo”. Además, serán “los que cuentan con mejores trabajos” los que aprovecharán para alargar su jubilación.

Print Friendly, PDF & Email