Un hombre con más de 30 antecedentes atraca una pastelería a punta de pistola

Avenida América con calle Cabrero, por donde huyó el acusado

Un hombre de 44 años ha sido detenido tras asaltar una pastelería con una pistola que posteriormente resultó ser falsa. El autor pidió una palmera de chocolate y aprovechó entonces para sacar el arma y exigir todo lo que había en la caja. Al autor le constan numerosos antecedentes por hechos similares, sumando más de una treintena.

Los hechos se produjeron en torno a las 15.40 horas del lunes, cuando una patrulla policial acudió a la avenida América. Allí se acababa de cometer un atraco a punta de pistola en el interior de un establecimiento de alimentación, según aseguraba la dependienta.

Una vez en el local, la propia dependienta explicó que minutos antes un hombre había entrado a la tienda y le había pedido una palmera de chocolate, apuntándole acto seguido con una pistola y exigiéndole que abriera la caja registradora. Esta accedió de inmediato al mandato del ladrón.

El asaltante sacó de dicha caja unos 200 euros, amenazó a la trabajadora con matarla si gritaba o se movía de allí y salió a la carrera del lugar en dirección a la calle Juan Cabrero. Los agentes realizaron batidas por la zona para su localización, resultando infructuosas en ese momento e informaron de lo sucedido al Grupo de Atracos, haciéndose este cargo de la correspondiente investigación.

Al día siguiente, tras realizar las gestiones pertinentes, los agentes identificaron y localizaron al presunto autor, que además ya tenían investigado por otro delito. En este caso era por el hurto de un teléfono móvil a la propietaria de un local de ocio ubicado en la Avenida América. Por tales motivos, procedieron a su detención y posterior traslado a dependencias policiales.

El propio detenido reconoció a los agentes ser el autor del atraco del establecimiento de alimentación el día anterior y que la pistola que había utilizado para perpetrarlo, que resultó ser simulada, se encontraba en un local que tenía alquilado, autorizando de forma voluntaria la entrada y registro al mismo a los funcionarios policiales para que pudieran intervenirla.

Posteriormente, el presunto responsable fue puesto a disposición del correspondiente Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien tras oírlo en declaración decretó su ingreso en prisión.

Otros cinco detenidos por robo con violencia

Por otra parte, agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana detuvieron el pasado miércoles 7 de abril a cinco jóvenes después de que estos, presumiblemente, agredieran a otros tres para sustraerles sus pertenencias.

Los hechos sucedieron en torno a las 19.40 horas, cuando una patrulla policial que realizaba labores propias de prevención de la delincuencia fue requerida por un viandante en el paseo de María Agustín, quien les manifestó que se estaba produciendo una agresión a un chico en una calle cercana.

De inmediato, los agentes se dirigieron hasta el lugar indicado y ante la presencia policial, los autores cesaron su agresión y se introdujeron en un portal próximo al lugar donde estaban agrediendo a su víctima.

En un primer momento, los policías asistieron al herido, quien no presentaba lesiones de gravedad, y manifestó a los agentes que él y otros dos amigos habían sido abordados momentos antes por cinco chicos que les habían golpeado para sustraerles sus efectos. Contaron también que los delincuentes portaban armas blancas y que se habían escondido de forma apresurada en un portal muy próximo al que se encontraban.

Los agentes accedieron al portal y, tras realizar las comprobaciones oportunas, se localizó el piso en el que se encontraban. Los cinco detenidos salieron del domicilio para ser plenamente identificados, procediendo en ese momento a la detención de todos ellos como presuntos autores de un delito de robo con violencia. Los agentes intervinieron armas blancas y objetos contundentes, los cuales han sido remitidos a la Autoridad Judicial.

Dos de los detenidos resultaron ser menores de edad, por lo que una vez en dependencias policiales fueron entregados a sus respectivas familias, siendo advertidos de la obligación de personarse cuando fueren requeridos por la autoridad competente. Los mayores de edad fueron puestos a disposición judicial durante la mañana del viernes 9 de abril, decretando el ingreso en prisión para A.M.S.C. de 20 años y para S.S.D.L.C. de 21, mientras que el tercero, J.M.V.M. quedó en libertad.

Print Friendly, PDF & Email