El Seprona investiga a un ganadero como supuesto autor de un delito de abandono animal en Casetas

Estado en el que se encontraba la res y el ternero

Un ganadero zaragozano está siendo investigado por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Paprona) como supuesto autor de un delito de abandono animal al encontrar una vaca adulta desatendida en los alrededores de una acequia junto a su ternero de corta edad en el municipio de Casetas.

A través de una llamada de colaboración ciudadana agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de la presencia de una res brava, en las inmediaciones de una urbanización de Alfajarín, que llevaba varios días sentada junto a su cría, un ternero de pocos días, en una parcela agrícola y que ésta no se levantaba.

Personados en el lugar los especialistas del Seprona comprobaron la existencia de una vaca de lidia adulta con claros indicios de haber estado en dicho lugar varios días (visiblemente caquéxica y rodeada de excrementos) junto a un ternero de corta edad, verificando que el animal no podía levantarse.

Ante estos hechos requirieron la presencia del ganadero que relató que el sábado día 3 se escapó de la finca junto con otras reses y, al parecer, se habría lesionado al saltar una acequia de riego y al no poderse levantar decidió dejarla en el lugar y suministrarle, durante esos días, alimento y agua, aunque no dio aviso a su veterinario para el reconocimiento del animal pues esperaba su recuperación y no lo creía necesario.

Reconocimiento y sacrificio

Con la finalidad de poder evaluar el alcance de la lesión del bóvido la Guardia Civil solicitó, de los Servicios Veterinarios Oficiales de la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, la presencia de facultativos, quienes tras reconocer al animal determinaron que éste presentaba un estado caquéxico generalizado, así como una lesión compatible con una fractura a nivel medular, decretando su sacrificio eutanásico por motivos de bienestar animal, evitando en todo el proceso su sufrimiento y procediendo posteriormente a la destrucción del cadáver en la planta de gestión de cadáveres de animales de producción.

Al encontrarse el ternero en un estado aceptable, éste fue recogido por el ganadero responsable de la explotación para su cría mediante biberón. Por estos hechos fue investigado el ganadero como presunto autor de un delito de abandono de animales domésticos tipificado en el artículo 337 bis del Código Penal, dando cuenta de estos hechos al Juzgado de Guardia de Zaragoza.

La consideración omisiva del delito de maltrato animal, considera punible el maltrato injustificado de los animales de forma omisiva, es decir, no proporcionando la preceptiva asistencia veterinaria aun animal, provocando un sufrimiento injustificable.

Print Friendly, PDF & Email