El Huesca supera al Elche y sale del descenso tras 22 jornadas (3-1)

Los altoaragoneses ven luz al final del túnel. Foto: S.D.H.

Hizo los deberes el Huesca en casa ante el Elche y, por fin, lograba algo que meses atrás parecía imposible. Los de Pacheta conseguían salir del descenso y veían una luz muy fuerte al final del túnel tras la victoria. La alegría se imponía en los altoaragoneses, que dependen de sí mismos para salvar la temporada.

Saltaban Huesca y Elche al Alcoraz en un duelo a todo o nada, por mucho que le hubiesen querido restar ambos importancia. Por parte de los altoaragoneses, Andrés en portería con tres centrales: Vavro, Pulido e Insua. Los carriles los ocupaban Pedro López y Javi Galán. Ferreiro, Mosquera y Seoane permanecerían en sala de máquinas y Mir y Sandro hacían dupla arriba. En el Elche había jugadores de la talla de Raúl Guti o Edgar Badía.

Comenzaba potente el choque, de la mejor manera para el Huesca. Ferreiro colgaba un balón perfecto para Rafa Mir, que remataba a la derecha de Edgar Badía ponía el 1-0 en El Alcoraz. Sin embargo, mientras Pacheta pedía cabeza, el Elche filtraba un pase entre líneas que Vavro no acertaba a rechazar y ponía el 1-1. Corría el minuto 4 de juego. Y en el 13, Badía sacaba una falta directa de Sandro que apuntaba a dar ventaja a los oscenses.

En el 23, Pedro López se adelantaba a Mojica y Alverola Rojas decretaba penalti. Pero en este caso, al haber cometido Sandro falta sobre Barragán previamente, se anulaba la acción. Vuelta al juego en estadio de El Alcoraz. Sería entonces cuando el propio Mojica probaba a Andrés desde fuera del área, que a punto estuvo de suponer el 1-2.

Pero el Elche iba a hacer un regalo que aprovecharían los altoaragoneses. Primero, la defensa no acertaba a despejar un cuero que caía a Sandro. Y este, desde fuera del área, no se lo pensaba para meter un latigazo que parecía ir a las manos de Edgar Badía. Sin embargo, botaba y ponía las manos muy suaves, por lo que el balón se colaba al fondo de la red. Un par de ocasiones más no materializadas para el Elche era todo lo que sucedía hasta el final de la primera mitad de un choque de lo más igualado.

Segunda mitad

Comenzaba el segundo tiempo con pocas ocasiones para los equipos. El balón se jugaba en el centro del campo, sin acercarse a las áreas a excepción de algún córner. Sin embargo, los de Fran Escribá comenzaban a hacerse con el control del cuero a partir del minuto 60. Era en el 71 cuando Andrés Fernández tenía que volar ante un lanzamiento de falta que hubiese supuesto el empate.

Se entraban en los últimos diez minutos con el Huesca con el control del choque. Habían dejado al Elche la posesión del cuero, pero sabían que no podía anotar el segundo. Sin embargo, en el minuto 85, Mojica tocaba el balón con la mano dentro del área, el colegiado decretaba penalti y el Huesca ponía el tercero. Así finalizaba el encuentro, con la puntilla de Mir, y un Huesca que salía del descenso a costa del Elche.

Print Friendly, PDF & Email