José María Ariño Colás / Doctor en Filología Hispánica

Primavera poética

José María Ariño

La llegada de la primavera, después de un largo y convulso invierno a causa de esta interminable pandemia con su montaña rusa de oleadas, ha supuesto un alivio lento y todavía incierto para la cultura, la literatura y especialmente para la poesía. Precisamente, el pasado 21 de marzo, inicio de la primavera y celebración del Día Mundial de la Poesía, tuvo lugar una iniciativa de La Casa de Zitas que consistió en llenar de versos los cristales de los establecimientos comerciales del barrio del Gancho. Desde la tarde del 18 de marzo –gracias a la colaboración del librero de la papelería Aries, en la calle Santa Lucía, secretario de la Asociación de Comerciantes– se logró engalanar el barrio con versos tanto de poetas clásicos como de compositores noveles. La colaboración de socios, simpatizantes y poetas invitados, así como de los propietarios de comercios del Casco Histórico fue extraordinaria. Ese mismo día, mientras los cristales se llenaban de poesía, se anunció la próxima apertura de la nueva sede de La Casa de Zitas, en la calle Agustina de Aragón.

La primavera viene también cargada de buenas noticias para la creación literaria: ese mismo Día Mundial de la Poesía se presentó la Asociación Poética Aragonesa Bonhomía (APAB), un proyecto ambicioso, abierto a todos los amantes de la poesía. Esta nueva andadura va de la mano con el Festival Internacional de Poesía de Aragón (FIPAR), que celebrará en breve un evento público en el Centro Cívico Universidad. Esta Asociación –constituida por poetas de primera fila: Samuel Trigueros, Fran Picón, Mapi Freixas, Belén Mateos y Mar Blanco– realiza una llamada a otras voces para extender y alzar la palabra poética en compañía. Por eso, en fechas próximas, tendrá lugar un recital poético en Zuera para concluir la celebración del Congreso de la Asociación Aragonesa de Escritores. Paralelamente, en esta localidad zaragozana se está preparando para esta primavera el ciclo Noches Poéticas en el Jardín. Poesía y música al aire libre.

La semilla poética sepultada durante el confinamiento y eclipsada por este año interminable va germinando poco a poco gracias a la labor de tantos poetas, alentados por editoriales aragonesas como Olifante, Pregunta Ediciones o Libros del Gato Negro. La primera de ellas, creada y dirigida por Trinidad Ruiz Marcellán, lleva más de cuatro décadas publicando poemarios de autores aragoneses y esparciendo esta semilla de la poesía a los cuatro vientos. El año 2021 promete. El poeta Rosendo Tello acaba de cumplir los 90 años, se celebra en verano el centenario del nacimiento de Miguel Labordeta y se va a proponer, por iniciativa de la revista Rolde, a Fernando Ferreró (1927), patriarca de las poesías en Aragón y con una excelente trayectoria poética desde los tiempos del café Niké, como candidato a recibir merecidamente el Premio de las Letras Aragonesas.

Todo son buenas noticias culturales y literarias para este año en el que, al parecer, vamos a ir saliendo del largo túnel en que nos encerró la Covid-19. Otro día hablaremos de narrativa, de ensayo y de teatro. También el cine ha llevado el nombre de Aragón por toda la geografía española con la película de Pilar Palomero Las niñas. Es de esperar que toda esta ebullición cultural sea un anticipo de lo que nos va a regalar esta primavera y pueda dar sus mejores frutos el próximo otoño.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies