La renovación de la calle Predicadores reducirá su calzada y dará más espacio al peatón

La reforma integral de la calle Predicadores hará que se convierta en una vía de prioridad peatonal, totalmente accesible y con menos espacio para los coches. Así lo ha explicado la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, quien ha insistido en que Predicadores debería convertirse en “un eje vertebrador de la movilidad peatonal en el Casco”.

La propuesta en la que trabaja el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza y que empezaría a ver la luz este mismo año, ampliará las aceras y reducirá el espacio para los vehículos. Para ello se prevé una calzada con un único carril de circulación más estrecho que estará situado al mismo nivel que las aceras, en plataforma única. Ese carril tendrá un trazado ligeramente sinuoso para obligar al tráfico rodado a reducir la velocidad, que estará limitada a 20 km/h. Una solución que, tal y como ha explicado Cavero, se ha trabajado con el área de Movilidad.

Actualmente la calle tiene un carril de circulación muy ancho, de cinco metros, con banda de aparcamiento a la derecha y aceras elevadas, mientras que el adoquinado de la calzada está muy deteriorado, con bladones, socavones y parcheados de asfalto, afectando a la seguridad y generando ruidos y molestias. Ahora mismo. “además de esos cinco metros de carril hay otros dos metros de banda de estacionamiento. Esos cinco metros de calzada se van a reducir a tres metros, mientras que la banda de estacionamiento también se va a reducir pese a que creamos que deba existir alguna para zonas de carga y descarga”, ha explicado Jesús Giménez, jefe de la Oficina Técnica de Viario Público.

En este sentido, con la reforma, Predicadores será una calle mucho más amable para el peatón y sobre todo accesible. Además de ensanchar las aceras, se ganará espacio y accesibilidad en el acceso a los equipamientos públicos, que es una de las demandas vecinales. Habrá también zonas con arbolado y bancos en el lateral norte, que es la parte más soleada, para favorecer espacios de encuentro y convivencia. Los alcorques estarán situados al mismo nivel que las aceras y se colocarán baldosas podotáctiles para orientar a las personas con visión reducida. Para ello, Infraestructuras trabajará todas las cuestiones de accesibilidad con los diferentes colectivos, como DFA y ONCE, tal y como viene haciendo en todas sus actuaciones.

“Hay que pensar que tenemos al lado el Paseo Echegaray, que es un lugar donde pueden transitar muchos de los coches que puedan sacarse de ese entorno. Queremos hacerlo mucho más amable, mucho más verde y que haya zonas de descanso para que sea una zona de descanso y no una de tránsito de coches”, ha insistido Cavero.

La reforma incluye así mismo el soterramiento de todo el cableado aéreo, lo que ayudará a poner en valor la calle. También se mejorará el alumbrado, que no consistirá “únicamente en poner farolas” ha dicho Cavero, sino en la instalación de luminarias led más eficientes y se realizarán actuaciones puntuales en las tuberías de abastecimiento y saneamiento.

La idea base del proyecto ya ha sido transmitida también al presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, Alfonso Mendoza, a quien se le solicitado ya una reunión con la Junta para exponer la propuesta, estudiar las aportaciones que se realicen desde el barrio y así elaborar el proyecto definitivo. La reforma integral de esta vía supondrá una inversión de alrededor de 700.000 euros aunque este importe dependerá de la solución final y los materiales.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies