La batalla de los relojes

Crudo invierno. Primera Guerra Mundial. “¡Mañana (arenga el general a sus oficiales), cuando el sol ilumine nuestros destinos, avanzaremos! ¡Lo haremos en silencio! ¡No habrá toque de diana! ¡Cada oficial dispone de un despertador! ¡Pónganlo para las nueve de la mañana! ¡Ahora retírense, doblen la guardia y descansen!”. En este momento son las ocho de la noche, los despertadores están puestos y los oficiales dormidos. ¿Cuántas horas habrán descansado los oficiales cuando suenen los despertadores?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ

SOLUCIÓN: Una hora

Si la batalla tuvo lugar durante la Primera Guerra Mundial, entonces los relojes no son digitales sino de cuerda. Como los oficiales los pusieron para las 9, pero se acostaron a las 8, los despertadores sonaron una hora después.

Print Friendly, PDF & Email