Empresarios de la Asociación Gúdar-Javalambre reclaman conocer los proyectos de Forestalia

Los proyectos energéticos de Forestalia están siendo cuestionados en Teruel
Los proyectos energéticos de Forestalia están siendo cuestionados en Teruel

Una treintena de miembros de la Asociación Empresarial Gúdar-Javalambre han enviado una carta al presidente de esta organización, Juan Carlos Escuder, solicitando una asamblea extraordinaria urgente para conocer los proyectos de Forestalia, “ya que hasta la fecha la falta de información es manifiesta”. Los empresarios lamentan el desconocimiento de los detalles de unos parques eólicos y fotovoltaicos con los que, si salen adelante, dejarían “para toda la vida nuestros montes y paisajes hipotecados”.

En la misiva, el grupo de empresarios firmantes recuerdan al presidente de su Asociación que los medios están alertando “de los riesgos que se presentan para la economía de nuestra zona y el daño que va a sufrir el tejido empresarial, especialmente los servicios”. En esta línea advierte que “existe alarma social” y que se están recogiendo firmas para mostrar el rechazo de muchos vecinos de la zona.

Los firmantes destacan que las organizaciones empresariales de Maestrazgo, Matarraña y Albarracín ya han mostrado su rechazo, y que las localidades de Linares de Mora, Ejulve y Castellote “han tomado decisiones en sus ayuntamientos para mostrarse en contra de estos proyectos”, así como los municipios de la zona de Aliaga. Añaden además que en Teruel, Mosqueruela y Rubielos de Mora “han sido numerosas las firmas en contra de este atentado contra la flora, la fauna y el paisaje”, por lo que se están elaborando multitud de alegaciones.

En su solicitud de convocatoria de asamblea extraordinaria a la mayor brevedad, recuerdan al presidente de la Asociación que los plazos para las alegaciones finalizan el 7 de abril para los proyectos fotovoltaicos y el 16 de abril para los parques eólicos.

Una carta a la que Juan Carlos Escuder ha respondido, pero convocando una asamblea general para la tarde del 13 de mayo. En ella se incluye, en su punto 4, “Información de las alegaciones interpuestas por la Asociación Gúdar Javalambre a los parques eólicos y fotovoltaicos”. En dicho punto están previstas las exposiciones tanto de empresas de esos parques como de las asociaciones conservacionistas.

La posición de Forestalia

Por su parte, fuentes de Forestalia aseguran que la ocupación de superficie para la generación de energías renovables es “mínima, comparado con el resto de usos, pero imprescindible para la progresiva descarbonización de la economía, tal como exige e impone la Unión Europea a todos los países miembros”. “Esta mínima ocupación del territorio se traduce, sin embargo, en unos importantes beneficios sociales y económicos para el medio rural”, considera la empresa.

Forestalia defiende que las energías limpias son compatibles con el resto de usos habituales de los terrenos, como los agrícolas y ganaderos, la selvicultura, la caza o la pesca. A su juicio, las aportaciones económicas que implican estas inversiones “permiten ser instrumentos de fomento y apoyo a otros sectores, como los servicios, la construcción, la agroindustria o el turismo, en colaboración con las instituciones y el tejido social, tanto local como autonómico”.

Para la empresa, las entidades locales se convierten “en protagonistas de la planificación en sus municipios, con amplias capacidades de decisión, de la mano de los ayuntamientos y de las asociaciones de municipios renovables constituidas para este fin”. Forestalia subraya que todos los proyectos “están siempre supeditados y condicionados a exigentes y complejos procesos de evaluación ambiental y administrativa, como los de cualquier otro promotor de cualquier sector de actividad hasta que alcanzan todas las autorizaciones requeridas en las normativas y en la planificación vigentes”.

La empresa finaliza añadiendo que estos procesos de evaluación se enmarcan en todos los documentos de planificación sectoriales, y se basan en completos estudios, que analizan tanto las consecuencias de cada proyecto como del conjunto de instalaciones de una zona, así como las medidas preventivas y correctoras necesarias.

Print Friendly, PDF & Email
Los proyectos energéticos de Forestalia están siendo cuestionados en Teruel