Dos de cada cinco inmigrantes en Aragón aseguran encontrarse en riesgo de pobreza

Marta Arjol y el secretario general del sindicato, Manuel Pina

Un total de dos de cada cinco inmigrantes, alrededor del 40%, aseguran que se encuentran en riesgo de pobreza, según el último informe de Comisiones Obreras. La cifra tiene cierto contraste con la población nacida en Aragón, entre los que se encuentran afectados una de cada cinco personas, el 20%. Las cifras de la población inmigrante también se encuentran sobredimensionadas por ser en su mayoría jóvenes, que cuentan con los salarios más bajos.

Lo cierto es que la crisis actual “ha paralizado el proceso de recuperación” que se había adquirido. Las primeras estimaciones prevén que el problema de la situación de pobreza podría elevarse alrededor de cinco puntos porcentuales en ambos. Tras las medidas del estado de alarma se encuentran “peores condiciones laborales, bajos salarios, alta temporalidad, desigualdad de oportunidades, precariedad…”.

El número total de inmigrantes continúa su tendencia creciente en España en general y la población aragonesa en particular. En enero de 2021, según CCOO, en Aragón había más de 162.000 extranjeros, que representan al 12,19% de la población. El porcentaje es casi un punto superior a la cifra española, que representan un 11,4%.

Aragón es la octava comunidad autónoma con mayor población inmigrante de todo el país. Desde 2017, la inmigración experimenta un progresivo crecimiento, y solo en 2020 creció un 8,54% más respecto al año anterior. La Comunidad cuenta con dos zonas de procedencia más masificada, el norte de África y países de habla hispana.

El secretario general del sindicato, Manuel Pina, ha asegurado que se encuentran “en situación de vulnerabilidad agravada por la crisis”. 2020 se cerró con un total de 75.500 personas desempleadas, de las que alrededor de 23.900 corresponden a inmigrantes. Esto supone alrededor del 30% frente al 70% que completan los aragoneses.

Pina ha aseverado que se produce “una doble brecha entre las mujeres extranjeras”. La primera, según la versión del sindicato, sería por su nacionalidad, y la segunda, por el hecho de ser mujer. Sin embargo, las personas extranjeras que llegan a la comunidad cuentan con una menor formación que los aragoneses, muchas veces con estudios superiores.

Print Friendly, PDF & Email