El Casademont disputará su segunda Final-8 consecutiva en la Champions League

Los maños caminan firmes por Europa. Foto: Basket Zaragoza

El Casademont Zaragoza ha cerrado la clasificación para su segunda Final Eight consecutiva de la Basketball Champions League al vencer al ERA Nymburk (90-71). Tras una igualada primera parte, en la segunda los rojillos pisaron el acelerador para, desde la agresividad en defensa, correr, gustarse y anotar 36 puntos en los últimos once minutos para abrir brecha y sellar su cuarta victoria en los playoffs.
Prewitt abrió el marcador y Barreiro desde el libre sumó la falta sobre su primer intento triple. Hlinason comenzó a sumar por dentro pero cometió la segunda falta y Hernández lo rotó por Wiley, quien con un 2+1 de nuevo adelanto en rojo un trámite de lado a lado. La intensidad defensiva española fue recompensada por Sulaimon con un triple de Wiley tras penetración para el (12-6). Un parcial de Nymburk dejó el asunto 14-20 y Casademont paró el choque, a base de acierto en triple y algún rebote ofensivo castigado y sin señalarse los contactos reclamados en rojo. Ennis cerró en el menos seis el último cuarto.

El triple de Benda lo replicaron Wiley y Brussino con una serie al 25-26, con más rotundidad en rebote defensivo y Brussino sumado a esa faceta. Los checos seguían tirando de triple para mantener la delantera pero Nico sacó otro para el 30-29 volteando la inercia. El partido no daba tregua y constantes alternancias desde propuestas diferentes. El rebote ofensivo era para los rojillos pero con el marcador congelado por unos minutos. Brussino y San Miguel sacaron sendas faltas en ataque. Sulaimon defendía como un perro de presa y Harris en el poste bajo se fabricaba las faltas del rival rematando desde el 4.60 y Ennis escapándose para el 39-35 y el tiempo checo. Nymburg volvió a apretar en ataque para no despegarse pero Casademont se fue en ventaja de cinco al medio tiempo.

Tras la pausa, Benzing al triple y Ennis de dos para un 5-0 de salida (50-40) pero el secreto estaba en la defensa rojilla rayando a un alto nivel hasta dejar a Nymburk en 2 puntos a mitad de tramo. El trabajo colectivo daba sus frutos. Rotó Hernández con Sulaimon y Harris a pista. Harding se lastimó el pie pero el equipo checo seguía sin perder comba con Wiley sumando pero dejando en defensa Casademont las oportunidades que metieron de nuevo a los visitantes en el choque igualando a 54. Dos defensas buenas en rojo, 4-0 de parcial, arrancada de Harris y 2+1 devolviendo oxígeno a los de Hernández justo en el desenlace del cuarto hasta que Sulaimon sacó dos libres con el tiempo agotado para el 63-54 con un 9-0 de parcial aragonés.

Un triple de Brussino y una asistencia para Javi García colocaron la máxima ventaja del encuentro (68-54). Con el cebo en ataque de Brussino, Harris y Wiley eran la solución. Un 0-6 devolvía la emoción con Safarcik tomando el mando en los checos. Con la defensa de Zaragoza marcando el tramo y la productividad adecuada, se iban abriendo diferencias hasta el triple de Sulaimon al 77-60 y el tiempo visitante a 6.32 del final. Brussino vio a Wiley y un pase coast to coast levantó a la marea roja, antes de que Barreiro luego alargara hasta el 83-60 (min.35) y señalar el camino de la victoria. Casademont Zaragoza puso el carril de su elevada anotación y la clasificación por segundo año consecutivo para la Final Eight.

Print Friendly, PDF & Email