El PP lleva al Congreso y Senado la exclusión del sector del calzado de las ayudas extraordinarias

En la comarca del Aranda, el sector del calzado ha perdido más de 1.200 puestos de trabajo

El Partido Popular ha presentado una moción y una proposición no de ley para que el Gobierno de España “se implique y no excluya al sector del calzado de las ayudas extraordinarias”, ha dicho el presidente de los populares de Zaragoza, Ramón Celma. Además, ha asegurado que llevan sufriendo un “abandono continuado desde hace años, llegando a perder hasta 1.200 puestos de trabajo”.

Además de estas acciones, el alcalde de Illueca, Ignacio Herrero, y el de Brea de Aragón, Raúl García, trasladaron al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo el “enorme descontento en sus municipios y en toda la comarca del Aranda después de que el Gobierno haya decidido excluir de dar ayudas directas a la industria del calzado dentro del Real Decreto Ley 5/2021 del pasado 12 de marzo”. Ignacio Herrero remitió una carta a la ministra Reyes Maroto en la que le solicita que “reconsidere” la decisión y que estas empresas fabricantes “sean incluidas”.

“Hace falta un impulso decidido y concreto para que la gente pueda vivir en su pueblo. Si libremente la gente desea hacerlo, las Administraciones públicas deben generar herramientas, medios y oportunidades. En esta comarca en concreto, el sector del calzado ha perdido más de 1.200 puestos de trabajo y decenas de empresas en los últimos veinte años y no hay reacción gubernamental”, ha recalcado Celma.

Una postura que también ha sido respaldada por los diputados Eloy Suárez y Pedro Navarro que han lamentado la exclusión de este sector. “Le solicito al Gobierno que reflexiones porque es lo que le hace falta a un sector económico tan importante para Aragón”, ha explicado Suárez, a lo que Navarro ha detallado el “ejemplo que es la comarca del Aranda para el conjunto de Aragón”. Por su parte, el senador del PP y alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, ha tachado de inexplicable la situación. “Fue una industria muy solidaria en los peores momentos de la pandemia y merecen apoyo en esta situación”, ha aseverado.

El alcalde de Brea, Raúl García, ha relatado cómo es la vida en un pueblo pequeño como el suyo en el que “se trabaja cada semana esperando poder seguir haciéndolo la semana que viene”. “No podemos competir con otros mercados y no hay forma de que nos echen una mano. Mi pueblo se está muriendo y se morirá si no se toman las medidas ya”, ha pronunciado. Postura que también ha defendido el alcalde de Illueca, quien ha asegurado que es una situación que llevan arrastrando desde hace años. “Es muy triste ver a los jóvenes que tienen que marcharse del pueblo o  empresas familiares que tienen que cerrar”, ha concluido, defendiendo que su zona se merece este apoyo.

Print Friendly, PDF & Email