Peybernes marca como objetivo “no perder ni un solo partido en casa”

Peybernes luchará por seguir en el once. Foto: Real Zaragoza

La importancia de vencer en La Romareda ha calado perfectamente en el vestuario del Real Zaragoza. Ser fuerte en el estadio zaragozano es fundamental, a pesar de hallarse vacío desde hace más de un año. Así lo ha recalcado el central Mathieu Peybernes, que ha ido un poco más allá: “De los partidos que quedan, no se puede perder ni uno”, señalaba. Ahí reside la fortaleza de los maños, y deben consolidarlo hasta el final de temporada.

El actual zaragocista debutó como titular con gol, en una noche “increíble y perfecta”. Peybernes reconoce que tenía “muchas ganas de empezar después de meses esperando la oportunidad”. Ese día “todo salió bien” y, sobre todo, supuso acercarse un poco más a los 50 puntos. A partir de ahí, “pasar página y empezar una nueva temporada”.

A nivel personal, y a pesar de jugar siempre en un estadio frío y desalmado por la ausencia de público, es consciente de la importancia del Real Zaragoza. Le basta salir a la calle, hablar con la gente y sentir la importancia de salvar la categoría. “Después de marcar, fui a la escuela con mis hijos y la gente me felicitaba. Animan y se nota”, sostenía. Eso debe servir para para darlo todo, porque “un partido puede salir mejor o peor”, pero se debe “dar el máximo por ellos”.

Peybernes está contento, con ganas de aportar como lo está haciendo ya. Aprovechó para demostrar su valía y repitió como titular en el once. Es importante que todos los jugadores den “su mejor versión”, y así “ayudar al equipo”. “Lo más importante es que cada uno tire para arriba para que el equipo suba y tenga el máximo rendimiento para sacarlo”, aseveraba.

La filosofía del equipo es la misma. Se encuentran bien, muy concentrado y atento a lo que pide el míster. Desde el comienzo de la segunda vuelta se compite con garantías, dando la sensación de poder ganar a cualquiera. Y hasta el final del campeonato hay que seguir sumando cada partido. El estado de ánimo es el mejor para ir cogiendo confianza y sumar puntos.

En Jueves Santo -fecha de lo más inapropiada para disputar un partido de fútbol- el Cartagena visita La Romareda. “Es un partido vital, como los once que quedan, y tenemos que hacernos todavía más fuertes”. Ha llegado la hora de consolidar la salvación y mantener La Romareda como un auténtico fortín.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies