Los días nublados me levanto muy decaído, ¿qué me aconseja para afrontar el día con alegría?

p

Está comprobado que la luz interviene de forma directa en el estado de ánimo y en la regulación del sueño. En los días con poca luz, nublados y lluviosos, la exposición a la vitamina D decrece, la serotonina da la señal al cuerpo de que es hora de empezar a desactivarse y, con ello, el humor decae. Las personas meteorosensibles son más propensas a verse emocionalmente afectadas por estos fenómenos climáticos.

En estos casos es importante conocerse bien y aprender a detectar cómo afectan a uno mismo los cambios meteorológicos. La clave es ser previsor a estos días grises y planificar una serie de actividades que procuren mantenerte activo, ayudándote así a contrarrestar los efectos depresivos, propiciando un estado de ánimo positivo y compensando. Dormir lo suficiente también resultará fundamental para afrontar el día con la energía necesaria. Hay que obligarse a vencer la pereza y tratar de ocupar el día con tareas como pueden ser salir a pasear, quedar con amigos, aprovechar para hacer tareas o arreglos en el hogar, llevar a cabo llamadas pendientes, hacer manualidades, así como realizar ejercicio físico, entre otras muchas.

Mi consejo: En caso de que empeore la situación, toma medidas para intentar paliar estos altibajos con ayuda de los especialistas.

Print Friendly, PDF & Email
p

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies