El plan de rescate a la hostelería llegará a casi 12.000 negocios con una dotación de 50 millones

Javier Lambán ha avanzado que las ayudas podrían llegar a entre 11.000 y 12.000 negocios hosteleros

El Gobierno de Aragón ha dado a conocer este martes las cifras de su plan de rescate al sector de la hostelería, uno de los más afectados por la crisis del coronavirus. Las ayudas están dotadas con 50 millones de euros y es la mayor movilización de presupuestos propios que la Comunidad ha hecho en toda su historia. El plan contempla una dotación mínima de 3.000 euros por negocio y se calculará bajo distintos criterios, tomando como base la reducción de operaciones declarada en el ejercicio de 2020 en comparación con las de 2019 y el volumen de pérdidas demostrado. Según ha avanzado el presidente aragonés, Javier Lambán, las ayudas podrían llegar a entre 11.000 y 12.000 negocios hosteleros.

Así, en aquellos negocios que demuestren una reducción de actividad por debajo del 40% se les aplicará un coeficiente del 0,05, que irá aumentando gradualmente hasta el 0,08 para aquellos cuya reducción de actividad supere el 80%. De la cantidad total el Gobierno de Aragón aportará el 60%, unos treinta millones, mientras que las diputaciones provinciales aportarán el 20% (diez millones) y los ayuntamientos otro tanto para completar la dotación. La cuantía máxima por negocio obedece a la legislación europea y se cifra en 200.000 euros, mientras que el Ejecutivo habilitará un portal web específico para tramitar las ayudas.

Respecto a los beneficiarios de las ayudas, se reparten por todo el sector hostelero y alcanzará a hoteles y otros alojamientos similares, cámpines, bares, restaurantes y otros servicios de comidas y bebidas como bares, pubs o locales de ocio nocturno y discotecas con la licencia correspondiente. Otros negocios, como los balnearios y las empresas de ocio infantil, también están incluidos. Según ha explicado Lambán, si las ayudas solicitadas superan los 50 millones se procedería a prorratear las cantidades para que no se quedasen fuera del plan aquellos que solicitasen el rescate en último lugar.

“No voy a dar fechas porque todavía no las tenemos, pero este paso era fundamental y los siguientes se van a producir de una manera muy rápida”, ha manifestado Lambán, desvelando que el Ejecutivo trabaja ahora en habilitar los mecanismos telemáticos pertinentes, un proceso facilitado por la ley de agilidad administrativa aprobada recientemente por las Cortes. “Las administraciones son garantistas y me atrevo a pronosticar que las ayudas empezarán a llegar de forma razonablemente rápida, pero es toda la concreción que puedo utilizar”, ha dicho.

Empatía con las dificultades del sector en estos meses

En la presentación del plan de choque, Lambán ha tenido también palabras de apoyo hacia el sector hostelero y las penurias que están pasando en la pandemia. “Hemos intentado sobreponernos al zarpazo inmisericorde del coronavirus y estar a la altura de las circunstancias con los recursos de los que disponíamos, y a nadie le gusta tomar medidas que sabe que van a repercutir negativamente en un sector sin que tenga la culpa de nada”, ha señalado, asegurando entender “la incomprensión y la frustración” que en muchos casos caracterizaba a los hosteleros.

“Es fácil ponerse en su lugar”, ha completado, apuntando que “una cosa es que tengamos que asumir la ingrata tarea de tomar medidas y otra es que la responsabilidad de subsanarlas sea solo de quien las ha decretado”. Asimismo, ha deseado que este proceso se lleve a cabo “sin ningún tipo de estridencia”: “nuestro propósito es ponerlo en marcha a velocidad de vértigo, y ojalá podamos celebrar que ha sido un acuerdo a gusto de todos, que se ha desarrollado con rapidez y que el virus desaparezca de nuestras vidas”, concluía.

Además del presidente Lambán, han asistido al acto los presidentes de la DPT y de la DPH, Manuel Rando y Miguel Gracia respectivamente, y la vicepresidenta de la DPZ, Teresa Ladrero, en representación del presidente Sánchez Quero. La directora general de Turismo, Elena Allué, ha acudido en representación del vicepresidente Aliaga, en un acto en el que también han participado el presidente de la Famcp, Luis Zubieta, su homónimo de la CEOE, Ricardo Mur, y de la Confederación de Empresarios de la Hostelería y Turismo de Aragón (Cehta), Luis Vaquer.

Print Friendly, PDF & Email