La noche del sábado se salda con hasta cuatro conductores positivos en las pruebas de alcoholemia

El toque de queda impide salir entre las 23.00 y las 06.00 horas

Hasta cuatro conductores han sido pillados la noche del sábado conduciendo bajo la influencia del alcohol. Dos de ellos colisionaron en Garrapinillos minutos antes del toque de queda. Al mismo tiempo, en Gómez Laguna, otro conductor ebrio chocó contra una señal de tráfico dando también positivo en las pruebas de alcoholemia. Poco después otro conductor fue pillado en el Actur al cometer una infracción y superar la tasa penal establecida.

El primero de los hechos tuvo lugar entre camino de Barboles y puente Claverta, en Garrapinillos. Allí, en torno a las 22.54 horas, un turismo, conducido por O. O. F, de 28 años de edad, colisionó con otro turismo, conducido por A. B. A, de 22 altos de edad. Ambos conductores que circulaban con el cinturón de seguridad abrochado han resultado ilesos. Así mismo, dieron positivo en las pruebas de etilometría, quedando detenido el primero de ellos por un presunto delito contra la seguridad vial. Tras ser citado para juicio rápido ha quedado en libertad mientras el segundo fue sancionado administrativamente. El vehículo ha sido inmovilizado y puesto a disposición judicial.

Paralelamente tuvo lugar el segundo incidente en Gómez Laguna con vía Universitas. El conductor de un turismo, identificado como L.D.I.L de 34 años de edad, tras verse implicado en un accidente al chocar contra un señal de tráfico y realizar una conducción irregular cometiendo varias infracciones, arrojó un resultado positivo en las pruebas de alcoholemia. Se ha procedido a su detención por un presunto delito de conducción de vehículo a motor bajo la influencia de las bebidas alcohólicas, quedando en libertad tras ser citado para juicio rápido. El vehículo ha sido inmovilizado y puesto a disposición judicial. El conductor que hacía uso del cinturón de seguridad, ha resultado ileso.

Ya iniciado el toque de queda, a las 23.45 horas, en la calle Juan Ramón Jiménez, el turismo conducido por G.K.G, de 28 años de edad, fue parado por una patrulla de Policía tras cometer una infracción. Su conductor arroja resultados positivos en las pruebas de etilometría, por lo que se le imputa un presunto delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor superando la tasa de alcoholemia penalmente establecida. El joven fue detenido y posteriormente puesto en libertad a la espera del preceptivo juicio rápido. El vehículo fue inmovilizado quedando a disposición judicial.

Print Friendly, PDF & Email