El Real Zaragoza anuncia un positivo en su plantilla que “no va a trastocar mucho”, según JIM

El equipo se ha sometido a pruebas extraordinarias tras conocer que el último rival, el Mirandés, ha notificado hasta siete positivos. Foto: Tino Gil

El Real Zaragoza ha sufrido un nuevo contratiempo a apenas 24 horas de jugar un partido crucial en la lucha por la permanencia ante el Logroñés. Alrededor de las 17.30 horas, el club anunciaba un positivo por coronavirus entre su plantilla y su cuerpo técnico, en unas pruebas realizadas tras conocer el brote en el Mirandés, último rival del cuadro blanquillo, que deja ya siete positivos y que ha obligado a suspender su partido de este fin de semana ante el Rayo Vallecano.

El positivo, cuya identidad no ha querido darse a conocer, “no nos va a trastocar mucho”, ha asegurado el técnico blanquillo, Juan Ignacio Martínez, siempre y cuando “en la convocatoria estemos todos” disponibles. Así, ha incluido en la convocatoria a los 22 jugadores disponibles, con las bajas de Atienza, Javi Ros y James por lesión, y Vuckic, concentrado con Eslovenia. “Es inevitable y evidente pensar que esta pandemia es muy traicionera. Llevamos desde el día del Mirandés haciendo pruebas. Seguiremos tocando madera. Nadie está exento, pero tenemos la certeza de que solo ha habido un caso. Espero que se quede ahí”, ha afirmado el entrenador.

Para el partido en Las Gaunas, que JIM ha definido como “crucial”, el técnico recupera al canterano Alejandro Francés, una vez que ha cumplido su sanción, pero no ha dado ninguna pista sobre si regresará a la titularidad, si mantendrá a Peybernes o apostará por juntar a tres centrales. “Las dudas entre los jugadores dice mucho de lo que comentaba desde mi llegada, sobre jugadores que no jugaban pero daban un plus de competitividad. Me contrataron para tomar decisiones y esta es una de ellas”, ha aseverado el técnico.

Pese a la victoria ante el Mirandés, el equipo no ha olvidado su último partido lejos de La Romareda, cuando tiró por la borda una ventaja de 0-2 en Vallecas. Por ello, JIM ha recordado que el equipo debe mantenerse al máximo nivel de juego e intensidad durante los 90 minutos. “Somos conscientes de que, independientemente de la última victoria, no debemos perder ese punto de necesidad. En el momento en que vamos un minuto el nivel competitivo, será muy difícil. Espero que mañana se vea esa actitud y predisposición”, ha insistido.

El partido ante los burgaleses dejó un apunte a destacar. El Real Zaragoza apenas tuvo el 30% de la posesión y estuvo muchos minutos a merced del Mirandés, pero cuajó un notable trabajo defensivo y apenas concedió ocasiones, creando peligro en el área rival como para hacerse corto ese 1-0, lo que ha abierto un debate sobre el estilo de juego. “La afición quiere que el 30 de mayo quiere que estemos en Segunda División, y ya es una falta de respeto a la afición, porque es un equipo de Primera por su historia. Hay que tener claro a qué queremos jugar y sacar la máxima rentabilidad”, ha zanjado.

Sea con posesión, colgando balones al área, jugando al contragolpe, o colgados del larguero, el Real Zaragoza está obligado a sumar los tres puntos en Logroño para continuar su camino hacia la permanencia, en uno de los partidos más importantes de lo que resta de temporada, antes de que el calendario se complique sobremanera ante rivales de la zona alta de la clasificación.

Print Friendly, PDF & Email