Zaragoza elabora un plan de reapertura por fases de los centros de mayores

Los centros de mayores abrirán por fases

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un detallado plan de reapertura por fases para los 31 centros municipales de mayores, que se activará cuando se considere prudente y adecuado, de acuerdo a los indicadores sanitarios de la pandemia. Así lo ha explicado este jueves, durante la Comisión de Acción Social y Familia, la concejala delegada de Mayores, Paloma Espinosa, quien ha subrayado que la prioridad del Consistorio sigue siendo velar por la salud de las personas mayores, como población de especial vulnerabilidad, y que los centros permanecerán cerrados hasta que mejoren los índices de contagio y vacunación.

La concejala ha recordado que el Ayuntamiento de Zaragoza fue pionero hace año en el cierre de los centros de mayores, días antes de la declaración del Estado de alarma, y que desde entonces se ha volcado con diferentes medidas para el cuidado y atención a este colectivo: comida a domicilio, seguimiento telefónico de personas mayores que viven solas, actividades online, reparto de cuadernillos a domicilio y adaptación al formato telefónico de las asesorías psicológica, jurídica y afectivo-sexual.

Con la elaboración de este plan, la Concejalía de Mayores busca planificar con antelación la progresiva reapertura de las instalaciones, en fechas por determinar. La red de centros de mayores recuperará sus diferentes servicios de forma escalonada, con las premisas de maximizar las medidas de seguridad y priorizar aquellas actuaciones dirigidas a personas con mayores necesidades de atención, por sus condiciones físicas, sociales y cognitivas.

En la primera fase, se reabrirá el servicio de comedor en los seis centros que cuentan con él: La Jota, Rey Fernando, Delicias, San José, Almozara y Laín Entralgo. Quedará para más adelante la apertura del comedor del centro de Casco Histórico, que comparte edificio con la residencia Casa Amparo.

Las primeras actividades en desarrollarse estarán dirigidas a los mayores más vulnerables, con una programación especial de talleres post-Covid para apoyo físico, cognitivo y de relación social.

La tercera fase contempla actividades al aire libre en grupos, seguidas de la oferta general de cursos y talleres de envejecimiento activo (cuarta fase).

La quinta fase contempla la apertura de las cafeterías y zonas comunes de uso libre, con las debidas medidas de protección. Finalmente, en la sexta y última fase, se recuperarían las actividades grupales en el interior, como grupos de jota y rondalla, que están organizadas de forma autónoma.

Para la prestación de cada uno de los servicios y actividades en las diferentes fases, la Concejalía de Mayores cuenta ya con un plan de contingencia de cada centro que establece las medidas necesarias, siguiendo las pautas del Servicio de Prevención y Salud Laboral y de la normativa Covid vigente, y los protocolos de actuación de la plantilla municipal ante casos sospechosos. El plan cuenta con un apartado específico para los centros de los barrios rurales, debido a sus especiales características en cuanto a equipamientos y disponibilidad de personal.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies