La defensa del “Crimen de Fuentes de Ebro” pide repetir el juicio alegando que fue un accidente

El autor permanecerá en un centro psiquiátrico // Foto: EFE

El juez ha visto para sentencia el recurso planteado por el abogado de Julio Pérez Lapeña, el hombre que fue condenado a 15 años en un centro psiquiátrico por matar a su madre en 2019 en el conocido “Crimen de Fuentes de Ebro”. La defensa del acusado ha pedido la repetición del juicio alegando que no se contemplaron varias pruebas como un medicamento que tomaba la madre que, según la defensa, podría haberle dado mareos, caer por las escaleras y fallecer. La acusación particular, ejercida por la hermana del acusado y la Fiscalía, ha desestimado el recurso y ha especificado que los forenses e incluso la médica de cabecera de la fallecida negaron la implicación de algún medicamento en la muerte de la mujer.

Esta mañana ha tenido lugar en la sala de lo criminal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) el recurso planteado por la defensa de Julio Pérez Lapeña en el que se solicitaba la repetición del juicio. Pérez fue condenado en septiembre de 2020 a permanecer 15 años en un psiquiátrico por el homicidio de su madre, una mujer de 74 años, en el domicilio familiar que compartían en Fuentes de Ebro. El varón no ha sido considerado culpable sino autor de los hechos, debido a que el tribunal lo consideró eximido de la culpa por la esquizofrenia que padece.

El homicidio ocurrió en enero de 2019 en un momento en el que víctima y autor estaban solos en casa. Julio golpeó a su madre dos veces con un objeto contundente dejándola inconsciente. Tras esto el hijo dejó a la madre sentada en el sofá con la cabeza apoyada entre las piernas y los brazos hacia delante. Al llegar la hermana y ver a su madre inconsciente llamó a los servicios médicos, a los que su hermano echó de casa. Entonces Julio se encerró con el cadáver de su madre sobre el suelo del salón. Horas más tarde la Guardia Civil de Zaragoza consiguió entrar a la vivienda e internaron al autor en la planta de Psiquiatría del hospital Miguel Servet diagnosticándole una psicosis esquizofrénica de larga duración.

Durante la vista, el abogado de la defensa, Carlos Giménez, ha esgrimido que no se ha valorado como prueba el tratamiento de Mirtazapina, un psicotrópico que tomaba la madre. Un medicamento que produciría mareos y que, podría estar detrás de la causa de la muerte de la mujer. El Fiscal, Carlos Sancho, ha afirmado que la médica de cabecera de la madre fue “clara y contundente” negando que este psicotrópico podría haberle producido algún mareo. La acusación particular también ha descartado “cualquier posibilidad de mareos” y “cualquier accidente” y que todo era “el actuar del acusado”.

La defensa del acusado también ha reclamado que se estudiasen las huellas de diversos elementos que probaran que el hijo hubiera trasladado a la madre hasta el sofá. También ha mostrado su extrañeza en el pago de responsabilidad civil de 50.000 euros a su hermana que, al dejar al acusado como incapacitado por el Gobierno de Aragón, es la familia la que deberá abonar este coste. “Sería el patrimonio de la propia familia la que debería resarcir a la propia familia”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies