El Real Zaragoza avanza hacia una salvación que apunta a abaratarse

La clave estará en la solidez defensiva y aprovechar las oportunidades. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

La victoria que obtuvo el Real Zaragoza sobre el Mirandés fue vital. Era necesaria para sacar tres puntos a la zona de descenso y cargar de moral a un equipo que vive sumido en una rueda de finales. Los maños suman ya 33 puntos, y aunque el objetivo es alcanzar el mínimo de 50 cuanto antes, parece que la salvación va a abaratarse. Al menos eso dice la comparativa sobre años anteriores.

Actualmente, Castellón y Alcorcón ocupan las posiciones 18 y 19, ambos con 30 puntos. Hay dos temporadas con puntuaciones como mínimo similares. En la 2018/19, el Lugo llegaba a la jornada 30 ocupando la decimoctava posición con 32 puntos, y el Rayo Majadahonda era 19 con 27. El orden de las posiciones no variaría en la jornada 42, y los gallegos se salvaron con 47, mientras que el Majadahonda bajó con 45.

También cercana es la temporada 2014/15, en la que ocurría algo similar, aunque involucrando a dos históricos. El Osasuna, en el puesto 18, sumaba en la jornada 30 un total de 31 puntos; mientras que el Racing, uno más abajo, contaba con 29. De nuevo, las posiciones no se movieron, y al término de la campaña, los navarros obtuvieron la agónica salvación con 45. Los de Santander bajaron a Segunda B con 44 en su casillero.

Es curioso que, en la presente temporada, al final de la jornada 30, el Castellón está fuera del descenso con 30 puntos. Es la cifra más baja de los años recientes en Segunda División. Comparado con el año pasado, cuando el Deportivo bajó con 51, la diferencia es abismal: el Lugo se encontraba en puestos de descenso con 33. Con esa cifra, el Real Zaragoza lleva tres de distancia al decimonoveno y ocupa la posición 16.

Cuando el Alcorcón se salvó exactamente con los 50 de rigor, allá en la 2016/17, el Rayo Vallecano, con 32 puntos, ocupaba puestos de descenso. El Nástic, fuera de él con uno más, logró salvarse. Aquí se demuestra una vez más que, si todo sigue el curso establecido actualmente, la salvación de esta temporada va a ser más barata.

El Real Zaragoza continúa su trabajo sin mirar la clasificación. Este sábado se mide ante un rival directo, el Logroñés, al que daría alcance si logra hacerse con los tres puntos. El choque es vital, sobre todo porque implica vencer a un rival directo y, de este modo, el paso hacia la permanencia sería de gigante.

Print Friendly, PDF & Email