Las cofradías presentan cerca de 13.000 firmas para la apertura de San Cayetano en Semana Santa

Desde la Hermandad de la Sangre de Cristo proponen trasladar el Cristo de la Cama a la basílica del Pilar. Foto: Pascual Soria

Varios representantes de diferentes cofradías zaragozanas se han reunido a primera hora de este lunes a las puertas de la Diputación Provincial de Zaragoza para reclamar de nuevo la apertura de la iglesia de San Cayetano esta Semana Santa. Sandra Castelló, que inició una petición el pasado miércoles a través del portal change.org, ha portado las firmas (en torno a 13.000) y las ha presentado en el registro provincial. Pese a ello, el Hermano Mayor de la Hermandad de la Sangre de Cristo, Ignacio Giménez, considera que la negativa de la DPZ “se mantendrá porque apenas queda tiempo para el pregón del próximo fin de semana”.

Castelló y Giménez, quien ha ejercido de portavoz, han estado acompañados por Fernando Saldaña -en representación de La Dolorosa-, Pedro Cía – a la cabeza de La Piedad-, Óscar Trigo -como representante de La Entrada- y José Luis Peña -de la cofradía Siete Palabras-. Los cofrades entienden que en la situación actual “prima la salud pública”, pero no comprenden que “se permita la apertura de ciertas cofradías colindantes”.

De la totalidad de las firmas recogidas, 2.400 están confirmadas. Las 11.000 restantes no han sido validadas porque “toda esa gente no ha confirmado el correo electrónico de verificación que llega cuando realizas la firma”. La decisión por escrito de la DPZ ha provocado una desilusión enorme en este colectivo porque, “además de no poder acceder al núcleo central de la Semana Santa de la capital aragonesa, la presión de público se va a movilizar a iglesias más pequeñas”, ha expresado el hermano mayor.

Dadas las dimensiones de San Cayetano, no existirían problemas de aforos y sería sencillo llevar a cabo un control, ya que “este templo engloba las condiciones sanitarias y de seguridad oportunas”. Giménez ha aclarado que pretenden que la DPZ entienda que los actos no suponen una exposición, sino “una forma de contemplación y veneración de los zaragozanos”.

Ante estas circunstancias, desde la Hermandad de la Sangre de Cristo proponen trasladar el Cristo de la Cama a la basílica del Pilar, puesto que, de no poder salir, no estaría a disposición de los fieles ni el Jueves ni el Viernes Santo, hecho que nunca ha ocurrido. Además, a La Dolorosa le harán hueco en la iglesia de Santiago, mientras que la iglesia de San Felipe le ha abierto las puertas a La Piedad.

Print Friendly, PDF & Email