La Universidad de la Experiencia vuelve a llevar la presencialidad a las aulas

Ángel Luis Monge, ha lanzad un mensaje de positivismo diciendo que se va a "retomar la normalidad en todo lo que sea posible"
Ángel Luis Monge, ha lanzado un mensaje de positivismo diciendo que se va a "retomar la normalidad en todo lo que sea posible"

Los universitarios mayores de 55 años o jubilados van a volver a ocupar sus sitios en las aulas de las 17 sedes de la Universidad de la Experiencia en Aragón. El nuevo director de la Universidad de la Experiencia, Ángel Luis Monge, ha querido lanzar un mensaje de positivismo diciendo que se va a “retomar la normalidad en todo lo que sea posible, y esa normalidad significa retomar la presencialidad”.

Monge, junto a la recién nombrada vicerrectora del Campus de Huesca, Marta Liesa, han querido destacar la importancia de un curso que tuvo que dejar de impartirse presencialmente debido a la pandemia. “Es una experiencia muy importante, porque es un elemento que ayuda a vertebrar el territorio y que permite llegar a la actividad académica, la actividad universitaria, a sectores de los que está muy alejada”.

La pandemia supuso un parón importante para el desarrollo de esta la actividad universitaria y es que, como ha explicado el director del curso, “para un chico de 20 años, que le digan que tiene que meterse en una videollamada es lo cotidiano, pero para gente que tenemos cierta edad, esto de las tecnologías nos ha supuesto un reto”. El último año el número de estudiantes ha descendido debido a la situación y es que, las motivaciones, como explica Monge, son muchas: “no todo el mundo tiene internet, o no se ve capacitado o simplemente lo que buscaba era asistir presencialmente, aprender y socializar”. Antes del parón de la pandemia, solo en Huesca había 140 alumnos.

En cuanto al alumnado, existe posibilidad para todas aquellas personas mayores de 55 años o jubiladas que tengan la ilusión de aprender. “Tenemos gente que es licenciada y quiere continuar sus estudios una vez que ya se ha jubilado, pero también tenemos gente que tiene la tremenda ilusión de poseer una formación universitaria cuando a lo mejor por los tiempos en los que vivieron, gente de 70, 80 años, no tuvieron la oportunidad”, añadía Ángel Luis.

El curso que viene ya se está proyectando “con prudencia y con positivismo”, explica Monge, y aunque todavía no se han especificado como serán los grupos y los horarios, el director ha querido reconocer que “es una idea fascinante, muy bonita, una de las cosas que más orgulloso estoy de haber aceptado”, ha concluido.

La Universidad de la Experiencia

Este proyecto, que nació en 2001, ya tiene 17 sedes en todo Aragón, 7 en Zaragoza, 7 en Huesca y 3 en Teruel.

Desde la Universidad, se plantea un programa formativo para personas jubiladas o mayores de 55 años que tengan las ganas y la ilusión de aprender, ya que para acceder no hace falta ninguna titulación.

El temario se divide en 6 asignaturas de 20 h semanales (120 en total), sumado a 10 conferencias que también se imparten para el alumnado matriculado. Las asignaturas son multidisciplinares y buscan tratar temas de interés general. Las hay de historia, arte, literatura, medicina, innovaciones científicas … etc.

Es un programa “ambicioso”, en el que el alumnado podrá expresar su conformidad mediante una encuesta final en cada asignatura. En este sentido, es un curso que se reinventa dependiendo de la respuesta del alumnado.

Cabe destacar que no hay exámenes, ya que como explicaba Monge, “la gente viene a aprender y a disfrutar, que yo creo que son las dos palaras que mejor definen la Universidad de La Experiencia.

Print Friendly, PDF & Email
Ángel Luis Monge, ha lanzad un mensaje de positivismo diciendo que se va a "retomar la normalidad en todo lo que sea posible"