La salvación permanece una semana más a cuatro puntos del Huesca

Escriche tuvo la última para empatar ante Osasuna. Foto: S.D.H.

Pasan las semanas y la distancia con la salvación parece inamovible para la Sociedad Deportiva Huesca. Actualmente, tras el empate de los azulgranas contra Osasuna y el del Elche contra el Getafe, la distancia se queda exactamente igual que antes. Un punto suma el decimoséptimo y otro más el vigésimo, por lo que la situación es la misma, cuatro de diferencia.

Fue el Eibar el primero de los implicados en disputar su partido, en San Mamés ante el Athletic de Bilbao. Un triunfo no hubiese cambiado la distancia con la salvación, pero sí hubiese aupado a los eibarreses a la misma puntuación que lograría el Elche. Sin embargo, el empate le deja con 23 puntos, a dos de la salvación.

A continuación, sería el Huesca quien disputaría su choque. Fue un duelo con escasas ocasiones, pero las que hubo, fueron claras. Estuvieron muy repartidas, por lo que el empate fue lo más justo a la vista de lo que sucedió en los 90 minutos de partido. En ese momento, el Huesca recortaba un punto a los alicantinos.

Después de un empate del Valladolid, el Elche visitaba Getafe en un duelo con todo en juego. Adelantaba Pere Milla a los locales, pero a falta de media hora, Enes Ünal hacía el empate en el electrónico. Incluso, a falta de seis minutos para terminar el partido, Edgar Badía se ponía la capa de héroe para detener un penalti a Ángel Rodríguez. Así, los cuatro puntos de diferencia se volvían a reflejar en la tabla.

El último rival directo del Huesca que iba a disputar su choque correspondiente era el Alavés. Unas horas después de hacer lo propio el Elche en el Coliseum, lo hacían los vitorianos en el Metropolitano. Otro penalti fallado del Alavés propiciaba que el Atlético de Madrid sumase tres puntos y que los rivales de los oscenses se queden en 23 puntos.

Se la juega el Huesca ante el Levante en la próxima jornada. El 2 de abril de 2021 está señalado en el calendario de los altoaragoneses, porque una derrota supondría decir prácticamente adiós a las opciones de salvación. Quedan diez jornadas en las que se debe sumar de tres en tres para aferrarse al objetivo del año.

Print Friendly, PDF & Email