La automoción aragonesa prepara un plan para liderar la movilidad eléctrica con 1.075 millones de inversión

Se trata de una iniciativa estudiada de la mano del Clúster de la Automoción (CAAR)

Bajo el nombre Proyecto Mov&Elec, el sector de la automoción aragonesa ya tiene en marcha un apuesta para diseñar su futuro en una nueva era de la movilidad, inmersa en el mayor proceso de transformación energética de su historia. Su misión es liderar la transición hacia una industria sostenible, y para ello prepara una inversión de 1.075 millones de euros, con iniciativas públicos, privados y mixtos optan a fondos europeos.

Se trata de una iniciativa estudiada de la mano del Clúster de la Automoción (CAAR), que se asienta sobre tres “palancas”: la innovación, la reindustrialización, y la formación en digitalización. En primer lugar, las empresas están trabajando en el desarrollo de nuevas infraestructuras para avanzar en la electrificación y movilidad, así como nuevos sistemas y componentes, con una inversión de 265 millones de euros.

El grueso de estas inversiones se basa en la reindustrialización del sector, para que la Comunidad esté capacitada para captar “nuevos modelos de vehículos electrificados y sostenibles que consoliden su industria”, además de “realizar una fuerte inversión en los componentes para producir soluciones de movilidad”, ha explicado el presidente del CAAR, Benito Tesier. En este apartado, tienen contabilizado un montante de 630 millones de euros.

Posteriormente, la formación, con iniciativas por 180 millones, se vislumbra como una herramienta clave para “incorporar habilitadores tecnológicos de la industria 4.0 e incorporarlas en nuestro día a día”, mientras se sigue formando a los equipos “en tecnologías cada vez más complejas y dinámicas”, ha añadido Tesier.

El Clúster ha presentado este proyecto “Mov&Elec” durante el transcurso de la jornada “La Movilidad en el Centro del Desarrollo”, que ha contado con la inauguración de la ministra de Industria, Reyes Maroto, quien ha invitado a todos los agentes económicos de la Comunidad a presentar un proyecto “viable” para acoger la ansiada fábrica de baterías eléctricas, por las que compite con buena parte de las comunidades autónomas españolas.

Una fábrica de baterías eléctricas que desde PSA, el motor del sector en Aragón, ven fundamental para asentar la producción de vehículos eléctricos a un coste accesible para los ciudadanos, conscientes de que la legislación les va a obligar a ensamblar un mayor porcentaje de automóviles híbridos y eléctricos. “De aquí a 2030 habrá que aumentar de manera significativa la capacidad de fabricación de células de baterías. Para eso hay que perder la dependencia de los países asiáticos”, ha expuesto el director del Clúster Ibérico de PSA, Juan Antonio Muñoz Codina.

Precisamente, desde la planta de Opel-PSA en Figueruelas ya se ha puesto en marcha un taller de ensamblaje de baterías eléctricas. Es el inicio de un proceso de descarbonización que va a durar “décadas”, y para el que “Zaragoza está perfectamente situada para ser de los primeros candidatos a este tipo de inversión”, ha asegurado Muñoz Codina.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies