Las solicitudes de reformas en hogares se disparan un 11% tras el confinamiento

José María Cuesta, jefe de producción de una empresa de reformas | Imagen: Jero Asensio

Toda crisis es una oportunidad. Esa fue la mentalidad que Ana Martínez adoptó cuando España se vio inmersa en la pandemia del coronavirus hace justo un año. Ella residía con su pareja en un piso ubicado en el barrio de Salamanca en el que apenas entraba un rayo de luz y que ni siquiera tenía toma de tierra. El ahorro generado durante el confinamiento y la prolongada estancia en casa le convenció para acometer una reformar integral de su hogar.

Al igual que Ana, miles de españoles se lanzaron a reformar su vivienda tras los meses del confinamiento. La fuerte demanda registrada tras la cuarentena general permitió al sector de la reforma y la rehabilitación de la vivienda cerrar 2020 en cifras positivas pese a ser una de las actividades más perjudicadas por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, y crecer en hasta un 5% en comparación con el año anterior, lo que situó el volumen de negocio en los 29.300 millones de euros.

Así lo refleja el ‘Informe Anual sobre la Reforma y Reparación en España 2020’, elaborado por la plataforma digital del sector de la reforma habitissimo, que muestra que el sector resurgió tras el confinamiento, cuando sufrió una caída interanual de la actividad del 34%, y experimentó un aumento de las solicitudes que llegó a alcanzar el 48% en julio. En total, el estudio registra un incremento del 10,8% en el número de solicitudes de reforma en 2020.

“La desescalada fue un ‘boom’, una búsqueda desenfrenada de profesionales de confianza para mejorar el hogar que se ha ido manteniendo con los meses y cuyos datos ya se han convergido con los habituales”, explicó a Servimedia la directora de Alianzas Estratégicas, Isabel Alonso de Armas, quien señala que los españoles siguen “queriendo mejorar la vivienda” en busca de un mayor confort.

Por su parte, el socio y jefe de producción de Alción, José María Cuesta, aduce que “el estar tanto tiempo en casa ha hecho que la gente se dé cuenta de los déficits que tiene su vivienda y se decida a mejorarla y hacerla más habitable y cómoda”.

Alción es una compañía que forma parte de las más de 50.000 compañías y plataformas verificadas que operan a través de este portal, donde atienden las solicitudes de potenciales clientes que quieren reformar su hogar. A diferencia de la coyuntura actual, hace justo un año preveían lo peor cuando estallo la pandemia. “Nos llegan a decir en marzo la cantidad de trabajo que tenemos ahora y no nos lo creeríamos. No podíamos ni trabajar”, resopló Cuesta en una entrevista a Servimedia.

La Covid-19 abrió un periodo de incertidumbre que causó un aumento del ahorro entre las familias españolas hasta niveles máximos que, por ende, produjo un descenso del consumo. Según este informe, la tasa de ahorro alcanzó el 31,2% en el segundo trimestre y el 4,8% en el tercero, unas cifras que se tradujeron en una “oportunidad” para impulsar el sector de la construcción y de reforma y rehabilitación.

Más tiempo en casa

Así lo corrobora Ana Martínez, que señaló el descenso del consumo y la prolongada estancia en casa como los motivos principales para realizar la reforma. “Precisamente reformamos nuestra casa por la pandemia. Vimos que íbamos a pasar un montón de tiempo en casa y que no estábamos a gusto, ya que no era ni funcional ni cómoda. Viendo que iba para largo, decidimos animarnos, sobre todo porque no íbamos a tener más gastos. Ha sido la mejor idea, porque justo en unos meses se ha terminado todo”, explicó.

En el caso de Ana, se ha tratado de una mejora del hogar. Este tipo de obra se disparó un 9% en España durante 2020. Su piso experimentó una reforma integral, pues la ha renovado por completo. La vivienda ni siquiera tenía toma de tierra, según la propietaria.

“La casa estaba destrozada, llevaba muchos años sin ninguna reforma. Todo está cambiado. La electricidad, la fontanería, los suelos, las ventanas… Le hacía mucha falta y ha sido un cambio radical. Se ha condicionado para una vida del siglo XXI cuando estaba para una de los años 50”, expuso.

Como Ana, el 25% de los clientes de este portal decidió llevar a cabo una reforma integral de su hogar en 2020, lo que convirtió a este tipo de obra en la “tendencia” del año. Por otra parte, el 24% de los españoles que reformaron su hogar a través de esta plataforma solo ordenó una obra en su baño, mientras que un 13% se decantó solo por modificar su cocina. Por último, un 19% de los clientes de la plataforma contrató una reforma parcial, la misma cifra que la de usuarios que optaron por proyecto y obra de reforma integral, que se disparó un 82% en comparación con 2019.

De esta forma, el sector de la construcción pasó de ser una de las actividades económicas más perjudicadas por la crisis económica de la pandemia a una de las que más rápido se ha recuperado. En este sentido, aseguran que la construcción es, junto a la agricultura, el único sector que terminó el ejercicio con saldo positivo.

Como contrapartida, la inversión media de las operaciones solicitadas se redujo en un 8% respecto a 2019, lo que sitúa el precio medio por obra en los 8.572 euros. Isabel Alonso de Armas justifica este descenso en la situación de incertidumbre que atraviesa la economía española. “Miramos muy bien en qué invertimos nuestro dinero y lo hacemos con mucha cabeza”, declaró la directora de Alianzas Estratégicas de habitissimo.

Sostenibilidad

En relación con el tipo de solicitudes más demandadas, el informe destaca un aumento del interés de los españoles “en mejorar el confort de sus viviendas y prepararlas para destinar más tiempo en ellas”. Al margen de las solicitudes de reforma, las peticiones de pintura del interior de las viviendas fueron las más demandadas por los españoles, al igual que en 2019.

En cuanto a la eficiencia energética, el estudio destaca que la instalación de energía solar fotovoltaica para consumo eléctrico a nivel doméstico creció un 45% respecto a 2019, mientras que las solicitudes para cambiar la carpintería exterior por materiales de aluminio y PVC aumentó en un 78% y un 101%, respectivamente.

“Pasamos mucho más tiempo en casa y consumimos más. Cuidamos la factura también”, señaló Isabel Alonso de Armas. En esta línea, José María Cuesta aseguró que, aunque es “difícil” convencer al español “de que hacer una obra no es solo poner terrazas bonitas, sí que es verdad que la gente es más consciente de que a largo plazo le supone un ahorro”. “Hay aspectos que mejoran mucho la obra, sobre todo de cara a las facturas de fin de mes”.

Además, la pandemia del coronavirus también ha cambiado las preferencias de las familias que, según Cuesta, reclaman espacios para teletrabajar, de manera que resulten libres y abiertos.

Digitalización 

La crisis sanitaria también ha acelerado el proceso de digitalización del sector de la economía española y del sector de la construcción. “Si ya era necesaria, ahora es imprescindible. Desde la irrupción del Covid, el nivel de digitalización a la hora de adquirir, comparar o mirar se ha incrementado”, expone Isabel Alonso de Armas, quien aseguró que el 61% de los profesionales consigue ya el 20% de su facturación a través de clientes digitales.

Sin embargo, los datos de su informe reflejan que aún existe una brecha entre los hábitos de consumo digital del usuario final y de los profesionales del sector. Mientras que el 50% de los usuarios afirma utilizar Internet como recurso para la búsqueda de inspiración y el 20% para la contratación, sólo el 43% de los profesionales cuentan con su propia web y el 32% con redes sociales

Print Friendly, PDF & Email