Reabren los espacios y centros de ocio juvenil en Aragón, y se permiten las colonias

Las nuevas flexibilizaciones entrarán en vigor en el BOA este mismo viernes. Foto: Área de Fiesta (Zaragoza)

Los más pequeños y los adolescentes menores de 18 años podrán volver a disfrutar de los centros y espacios de ocio juvenil, además de tener acceso a ludotecas y opción de asistir a colonias siempre y cuando la pernocta sea en el interior de un edificio. Así lo han manifestado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, y el director gerente del Instituto Aragonés de Juventus (IAJ), Adrián Gimeno, porque “la esencia de la edad de los más jóvenes está en reunirse, participar en actividades y disfrutar con sus amigos”.

Las nuevas flexibilizaciones entrarán en vigor en el BOA este mismo viernes, “con todas las medidas de seguridad y prudencia, y confiando en la responsabilidad social colectiva”.

Broto ha resaltado la importancia de un ocio “educativo y saludable”, y el nuevo anuncio vendrá acompañado por una campaña de información y sensibilización para que los jóvenes “no bajen la guardia”. “Vamos a seguir incidiendo en que la mejor vacuna es la responsabilidad”, ha expresado la consejera, añadiendo que “cada una de las medidas adoptadas está pensada para proteger tanto la salud física como la emocional”. No obstante, ha puntualizado que, pese a la mejora de la situación epidemiológica, todavía se va a tardar en plantear escenarios similares anteriores a la pandemia.

Por su parte, el director gerente del IAJ ha detallado las principales novedades, haciendo hincapié en los centros juveniles, espacios jóvenes, ludotecas, establecimientos destinados a actividades de educación no formal, campamentos y colonias, y los lugares para el ocio infantil. En referencia al emplazamiento donde tendrán lugar las propias actividades, no se podrá superar la asistencia de 15 personas más el responsable en los recintos al aire libre. En interiores, se permitirá un aforo máximo del 30% y “las actividades deberán organizarse en grupos de hasta diez integrantes, más los instructores correspondientes”, ha matizado Gimeno. En estos sitios, además de la necesidad de una correcta ventilación, estará prohibido el consumo de bebidas y alimentos, “salvo en aquellos establecimientos adecuados y habilitados para la manutención, cuando dicho servicio esté incluido en la actividad o programa a desarrollar”.

Colonias y campamentos

En lo relativo a las actividades de tiempo libre destinadas a la población juvenil, podrán realizarse colonias urbanas sin pernoctas y con pernoctas “en edificaciones o estructuras fijas en grupos de un máximo de 50 participantes, incluyendo monitores, campos de voluntariado juvenil y actividades de aventura al aire libre”. Gimeno ha querido detallar que, en el caso de las colonias urbanas sin pernoctas, se tendrá que asegurar un monitor por cada diez participantes. Asimismo, para poder llevarse a cabo, “deberán cumplimentar la declaración responsable que se acompaña a la presente Orden y notificarla al Instituto Aragonés de la Juventud con una antelación de dos días hábiles al inicio de la actividad”. Por el contrario, no se permitirán acampadas.

En última instancia, se abrirán los centros con actividades de ocio infantil y tiempo libre -lo que se entiende como parques de bolas-, limitándose a “aquellas de carácter socioeducativo que se realizan con niños, en grupos no superiores a diez participantes y supervisados por un monitor”. En este sentido, el aforo total del centro en cuestión no podrá superar el 30% del máximo permitido, un total de 40 personas por regla general.

Tanto Broto como Gimeno han enfatizado que toda la nueva información estará actualizada al completo en los protocolos que se publicarán en el BOA. Asimismo, han remarcado que, en el tema de las colonias y campamentos, brindarán dos documentos diferentes en función de si hay pernocta o no, “siendo un formulario mucho más extenso en el primer caso, mientras que en el segundo se facilitarán datos como número de jóvenes y monitores, materiales disponibles, horarios o teléfonos de contacto, entre otros”.

En el verano de 2020, pudieron desarrollarse tan solo 60 actividades de ocio juvenil durante el mes de julio y parte de agosto. Ante este contexto, Gimeno ha apuntado que el número máximo de actividades en un año normal fue de 400, pero “hay que adaptarse paulatinamente a la situación actual, en la que las restricciones están pensadas para el nivel de alerta 3 ordinario en el que nos encontramos”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email