Un preso que se saltó un permiso suma diez meses a su condena por casi atropellar a varios agentes

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha hecho referencia a la ventaja que presentan los bonos turísticos

El preso Marcos O.G., que disfrutaba de un permiso de salida de un centro penitenciario catalán, decidió escaparse a la provincia de Teruel y no volver cuando debía. No solo eso, el conductor consumió heroína, y en un puesto de control de la Guardia Civil casi atropella a los agentes. Por todo esto, la Audiencia Provincial de Teruel lo ha condenado a diez meses adicionales a su condena por un delito de quebrantamiento y contra la seguridad vial.

El acusado fue interceptado por la Guardia Civil el 6 de julio de 2020 conduciendo por la A-23 después de haber consumido heroína. A la altura de la salida 81 de la autovía Mudéjar, los agentes le ordenaron apartar el vehículo que obstaculizaba la calzada, éste respondió con un acelerón y huyó por el carril contrario. Los agentes comenzaron a perseguirlo unos kilómetros más, hasta que el acusado dejó el coche en medio de la vía y huyó a pie siendo atrapado cuando intentaba saltar una valla.

La Audiencia también ha apreciado “la circunstancia agravante” en la reincidencia al quebrantar su condena, al haber realizado la misma acción meses atrás, en febrero de 2020.

El juzgado turolense ha considerado que no ha habido un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, tal y como solicitaba la Fiscalía, al considerar probado que el acusado “era consumidor” por las reacciones físicas que mostraba tras la detención. Por el delito contra la seguridad vial, el acusado deberá pagar tres euros al día durante diez meses y se le prohibirá conducir un vehículo a motor durante dos años.

Print Friendly, PDF & Email