Inquietud en la automoción aragonesa ante los continuos paros por la falta de chips

A última hora del miércoles les avisaron que se suspendían los turnos de mañana y tarde, para reanudar la producción en el de noche

La automoción aragonesa está viviendo unos días de inquietud y nervios por los continuos paros a los que deben hacer frente ante la falta de chips para los vehículos. Estos pequeños semiconductores se han convertido en un elemento cada vez más preciado, y es utilizado en automóviles, telefonía y hasta en los electrodomésticos más comunes, lo que ha propiciado que no exista suficiente oferta para una demanda tan elevada.

Una de las compañías más afectadas, que preocupa a los sindicatos por ser el motor del sector, es la planta de Opel en Figueruelas, que desde hace un mes acumula paros técnicos todas las semanas por la falta de estos componentes. Ellos, por el momento, no tienen planteado realizar ningún ERTE, pero desde el Comité de Empresa reconocen que preocupa cómo pueden responder si esta situación se alarga.

En concreto, a última hora del miércoles les avisaron que se suspendían los turnos de mañana y tarde, para reanudar la producción en el de noche. “Hoy estamos todos parados, hasta gente del turno central, pero esta noche se reanuda la producción. Cada día o dos se va actualizando con las informaciones que tienen”, ha explicado el presidente del Comité de Empresa, Rubén Alonso.

Así, los trabajadores están haciendo uso de una bolsa de horas, según tienen estipulado, mediante el cual cobran el día habitual, pero deberán recuperar el tiempo perdido cuando la situación se normalice. “La empresa nos traslada tranquilidad, que es algo circunstancial. Los compañeros de seguimiento de material están trabajando para tener los componentes”, ha añadido Alonso.

Un problema que, no obstante, no tiene visos de solución a corto plazo, como reconocía hace unos días el director de la planta de Figueruelas, Juan Antonio Muñoz Codina, planteando componentes alternativos para sustituir unas piezas que solo se fabrican en Asia.

Primeros ERTE

Por estos motivos, la automoción aragonesa ya está sufriendo sus efectos, firmándose los primeros ERTE para hacer frente a la caída de la actividad. “Algunos proveedores están sufriendo los parones de la propia PSA, mientras que otras fábricas que trabajan para otras marcas también están parando. Están todas paradas”, ha reconocido el secretario general de UGT FICA, Juan José Arcéiz.

Además, desde el sindicato se atreven a dar una fecha para la vuelta a la normalidad, aunque las empresas ya están tratando de revertir los problemas. “Decir cuánto va a alargarse esto es hacer una previsión que no está basado en nada. Los expertos dicen que cada día se va a mejor, y se está adaptando la producción de los componentes. ¿Una normalidad? Es difícil de saber. Todo indica que en verano podremos estar con una normalidad con los componentes de Asia, pero hacer una previsión es muy difícil”, ha añadido Arcéiz.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies