Douglas plantea el cierre de cuatro de sus once tiendas en Aragón, con una veintena de despidos

Esta es la segunda jornada de huelga en las tiendas de Douglas en solo una semana

Las trabajadoras de la cadena de perfumerías Douglas han llevado a cabo su segunda jornada de huelga contra el ERE que planea la compañía en todo el país, que supondrá el cierre de unas 90 tiendas y cerca de más de 500 despidos. En Aragón, el plan de la Dirección contempla bajar la persiana de cuatro de las once tiendas que mantiene en la Comunidad, y que se trasladará en una veintena de trabajadores afectados.

Hasta la calle Alfonso I de Zaragoza, punto neurálgico de las manifestaciones en la Comunidad, se han trasladado trabajadoras de los otros locales, como Jaca, Huesca, Calatayud o Soria. Además de este local, el ERE, cuyo plazo negociador termina este viernes, cerrarán las tiendas de Pablo Gargallo, Gran Casa y la única que mantiene en Teruel. “Con las negociaciones parece que han bajado las tiendas afectadas en todo el país, pero sigue siendo insuficiente”, ha manifestado la delegada sindical de CCOO, Mapi Muñoz.

Además, desde los sindicatos rechazan que las indemnizaciones sean “mínimas”, con una oferta por parte de la compañía de 25 días por año trabajado, con un tope de 15 mensualidades, y sin garantizar el mantenimiento del empleo para las tiendas que seguirán abiertas. “El plan de viabilidad futuro no es real. Vemos el futuro un poco negro. Nos apoyan trabajadoras de todo Aragón por nosotras y por ellas, por no sufrir otro ERE dentro de un año”, ha afirmado Muñoz.

No en vano, los trabajadores también denuncian que está situación lleva muchos años arrastrándose, sin encontrar una solución a los problemas económicos de la empresa. “Es totalmente insuficiente lo que nos proponen. Llueve sobre mojado, porque llevamos cuatro ERE en los últimos años. No queremos estar dentro de un año en la misma situación”, ha señalado Alicia López, delegada sindical por USO.

Al margen de las condiciones de salida, la ausencia del plan de viabilidad es uno de los principales escollos en la negociación, ya que los sindicatos no observan ninguna garantía de futuro. “Lo que dicen son cifras que son como el cuento de la lechera. No nos dicen nada para pensar que vamos a luchar. Si sigue la cosa como está, en un año estamos en la misma situación, con otras tres o cuatro tiendas o toda la empresa. Así no se puede estar”, ha manifestado López.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies