Messi fulmina a un Huesca que cae goleado en el Camp Nou (4-1)

Rafa Mir volvió a anotar con el Huesca. Foto: S.D.H.

Cayó el Huesca como era previsible en el Camp Nou completando un partido que podría llegar a calificarse como digno. El Barcelona mantuvo en todo momento el control del partido, y Messi, con dos goles y una asistencia, fue el mejor de los culés. Griezmann y Mingueza completaron el 4-1. Por parte de los oscenses, Rafa Mir anotó convirtiendo un penalti muy discutido.

Los de Pacheta partían con su clásica línea de cinco atrás, con Pulido, Siovas e Insua como centrales custodiando a Álvaro. Los carriles eran para Maffeo y Javi Galán. Los tres del centro eran Ferreiro, Doumbia y Mikel Rico. Arriba se juntaban Escriche y Rafa Mir. Qué decir de los catalanes, con superestrellas de la talla de Leo Messi, Griezmann o Dembelé.

La primera llegada al área local tenía el color blanco, el del Huesca en este día tan señalado en el Camp Nou. Ferreiro daba el pase a Rafa Mir, que definía algo flojo y Ter Stegen respondía sin mayor problema. Volvía a hacerlo el mismo delantero, pero esta vez sin encontrar puerta. En el nueve, un tiro de Dest ponía a prueba a Álvaro. Apenas tres minutos después, el Barça se entretuvo en el área y no pudo culminar una clara ocasión de Dembelé y Griezman.

Sin embargo, duraría poco la alegría en el Huesca. Messi sacó su carisma para dejar sentado a Pulido, engañar a Siovas y disparar un zurdazo que se colaba por toda la escuadra no sin antes tocar el larguero. 1-0 en el minuto 12. En el 15, a punto estaba de hacer el segundo. Eso sí, por parte del Huesca, Maffeo se sacaba un jugadón precedido de un taconazo de Rafa Mir. Cuando el lateral se colaba en el área y disparaba, una buena parada de Ter Stegen evitaba el empate.

Le tocaría al Barça ahora. Los catalanes hacían una jugada de tocar y tocar para tirar un pase entre líneas a Jordi Alba, que se quedaba solo ante Álvaro. El arquero no llegaba, pero el larguero repelía el disparo. Los de Pacheta se salvaban otra vez del segundo momentáneamente, pero Griezmann iba a volver a apuñalar. El francés se perfilaba el balón desde la frontal del área hacia la izquierda, disparaba con rosca y el cuero se colaba por la escuadra para hacer el 2-0.

Terminaba la primera parte en el Camp Nou con polémica, porque Cordero Vega señalaba un penalti inexistente favorable a los oscenses. Aun así, buenas noticias para el Huesca, que lo convertía por medio de Rafa Mir y ponía el 2-1 en el electrónico. Los locales se marchaban al vestuario con cara de circunstancias y el Huesca de felicidad, viendo cómo, contra todo pronóstico, recortaban distancias.

Segunda mitad de trámite

Saltaba el Barcelona con ganas de tomarse la revancha por el gol oscense y ese polémico penalti, y en el minuto 53, Messi ponía el cuero a la cabeza de Mingueza, que hacía el 3-1. Volvía a tener Mir la oportunidad de acortar distancias, pero en la línea de gol se hacía pasar por defensa barcelonés y sacaba la pelota por encima del larguero. Doumbia y Escriche daban paso a Seoane y Sergio Gómez.

Lo intentaban sin éxito los de Pacheta, especialmente por medio de Ferreiro y Mir. Los locales no daban ningún síntoma de perder el control del partido, en su mano de principio a fin. De hecho, se dedicaba a dejar morir el encuentro, y a pesar de que Mir daba algún susto, era Messi el que lograba de nuevo poner el definitivo 4-1. Así se llegaba al final del partido, con la buena noticia de que los cuatro puntos de diferencia con el décimo séptimo no se moverán esta jornada.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies