El Hospital Infantil de Zaragoza impulsa un proyecto para mejorar la nutrición de niños con cáncer

Aspanoa y Alcampo Los Enlaces han donado 15.000 euros para que la Unidad de Nutrición cuente con aparataje de última generación

La Unidad de Gastroenterología y Nutrición del Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza trabaja desde el mes de junio en un proyecto para mejorar la nutrición de los niños con cáncer. Coordinado por la doctora Esperanza Castejón Ponce, el estudio está permitiendo detectar posibles casos de desnutrición debido a la enfermedad o la medicación, y llevar a cabo un tratamiento precoz, una de las patas fundamentales que forman parte del tratamiento oncológico. Ahora, esta labor se ve recompensada con una inversión de 15.000 euros gracias a la donación de Aspanoa y Alcampo Los Enlaces.

En un gimnasio, los usuarios tienen la posibilidad de tener acceso a una báscula para conocer su masa magra (músculo) y su masa grasa. El aparataje adquirido por el Hospital Infantil permite a su vez medir con mayor precisión el estado nutricional de un niño, especialmente, a través de un impedanciómetro (mide el porcentaje de agua, masa grasa, masa magra y grasa visceral del paciente) y un dinamómetro de fuerza (calcula la fuerza que tiene el niño).

El conocimiento de los niveles de hidratación, peso y metabolismo suponen una medición más “fiable y precisa” de los parámetros nutricionales y posibilitan la detección instantánea de desnutrición en el paciente, un valor que, según las estadísticas, alarga la estancia hospitalaria e implica mayores efectos secundarios debido a los tratamientos, ha añadido la doctora Castejón.

Hasta ahora, se han realizado 25 impedaciometrías en diferentes procesos del tratamiento oncológico, a su vez adaptadas a los distintos rangos de edad, ya que para poder usarlo correctamente, el paciente debe tener más de tres años. Actualmente, el impedianciómetro y el dinamómetro van a beneficiar a alrededor de 50 niños, llegando a centros hospitalarios en La Rioja, Navarra y Aragón.

Apoyo familiar

“La nutrición siempre es importante y en el caso de los niños con cáncer más todavía. Es precisamente el área donde los padres pueden involucrarse más y donde también se pueden sentir más solos porque sienten que es su responsabilidad. Es esencial que las familias estén acompañadas por profesionales desde el primer momento”, ha valorado el gerente del hospital Miguel Servet de Zaragoza, Luis Callén.

Por ello, una parte importante del importante del proyecto es formar a las familias en conceptos nutricionales, sumando profesionales de la Unidad de Gastroenterología ha impartir talleres para familias de Aspanoa. Los primeros se han hecho de manera telemática, abiertos a padres de afectados en otras comunidades, y en los próximos meses se retomarán presencialmente, por medio de talleres prácticos de suplementación y textura de los alimentos.

“Nuestra Unidad no tenía hasta ahora esta tecnología, nos está permitiendo mejorar porque, apoyar la asistencia sanitaria es tan importante como impulsar la investigación”, ha concluido la doctora Esperanza Castejón Ponce.

Print Friendly, PDF & Email