Eguaras reconoce que el Zaragoza falla “en los días que hay que dar un paso adelante”

Eguaras trabaja para recuperar su mejor nivel. Foto: Real Zaragoza

La temporada del Real Zaragoza no está siendo buena. El equipo tiende a fallar cuando se encuentra con el momento de alejarse del descenso. Cayó contra el Alcorcón, en el momento de dar un golpe de autoridad, y volvió a hacerlo contra el Oviedo manteniéndose fuera del descenso. Venció de nuevo en casa ante el Tenerife, pero en la última jornada se dejó remontar ante el Rayo Vallecano un 0-2. Íñigo Eguaras reconoce el problema: el equipo falla “en los días que debe dar un paso adelante”.

El centrocampista navarro ha pasado por sala de prensa para valorar el momento del equipo y el último choque. “Es un partido que se pone de cara muy pronto. Logras el 0-2 fuera, pero te dejas remontar. Hay que hacer autocrítica, porque en 15 minutos se te va el partido”, comenzaba. Con esos tres puntos “tomabas un poco de aire con el descenso”, ya que el resto de resultados eran buenos. La buena noticia es que los maños siguen fuera del descenso, y preparan el partido ante el Mirandés con un único objetivo: “sacar los tres puntos”.

Cada vez que llega la oportunidad de abrir brecha no se hace. “No se si es presión, miedo o un exceso de decir que es el día, pero cuando tenemos que dar un paso adelante no lo hacemos”, reconocía. Además, sostenía que los jugadores tenían “mucha culpa” de lo sucedido”. “La que más”, aseguraba. Por otro lado, siente que deben ser un ejemplo para los más jóvenes, quiere que se vean reflejados en los que más años llevan. “Tenemos que dar un paso al frente”, aseguraba.

A nivel individual, como ha reconocido en otras ocasiones, no está siendo su mejor año. Sin embargo, ahora se ve “un poco mejor”, y aunque le queda todavía para alcanzar su mejor nivel, trabaja mucho para hacerlo. Se dedica a “trabajar más en los entrenamientos”, ya que “se está viendo que el fútbol y el trabajo de antes no está teniendo su recompensa”.

No hay que lamentarse, sino hacer autocrítica, algo que Eguaras ha asegurado que se hacía en el vestuario. Se quedan con la primera media hora sabiendo que con eso no se gana, y que ni puede volver a escaparse un 0-2 a favor. Los maños tienen en el horizonte el partido ante el Mirandés, “otra final”. La receta se la saben: no recibir goles, cerrar los partidos cuando se obtiene ventaja y solidez defensiva. Ahora hay que ejecutarla correctamente, porque “los errores están condenado toda la temporada y se están escapando muchos puntos”.

El próximo encuentro es en casa, donde las cosas están saliendo bien. No se encajan muchos goles, y esa es la clave de los resultados positivos en casa. Es vital vencer ante el Mirandés para asegurarse una jornada más fuera de los puestos de descenso. De todos modos, deberán esperar hasta el lunes que viene para hacerlo.

Alegría y Atienza, al margen

Las ausencias en esta mañana de entrenamiento las han protagonizado Álex Alegría y Pichu Atienza. El central está pendiente de los resultados de algunas pruebas, mientras que el delantero ha abandonado la sesión para trabajar de forma individualizada.

Print Friendly, PDF & Email