Vuelve el optimismo al Pirineo con las primeras reservas para el fin de semana

A partir de este viernes, los aragoneses podrán viajar al Pirineo. Foto: Ramón Tejedor

Los comerciantes, hosteleros y empresarios en general del Pirineo aragonés han recibido el desconfinamiento provincial anunciado el miércoles por el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, con “mucha alegría”. Los teléfonos ya han empezado a sonar para formalizar reservas en restaurantes y alojamientos pero, según han destacado, este desahogo no debe hacer olvidar la obligación de cumplir con todas las medidas sanitarias.

“Es muy buena noticia para no tener la soga tan al cuello, pero eso no quita que hayamos estado seis meses cerrados”, valoraba el director comercial de la Asociación de Empresarios de Comercios y Servicios de la Jacetania (Acomseja), Alejandro Carbonell, quien llamaba a “seguir reivindicando y pidiendo las ayudas que deberían haber llegado desde el principio”. En este sentido, recordaba que hay empresas que “solo han trabajado un par de meses desde marzo de 2020”. “De los ocho puentes fuertes que hay al año, en seis de ellos hemos estado cerrados”, lamentaba.

Por su parte, la portavoz de la plataforma SOS Pirineos, Ainhoa Lozano, celebraba esta decisión y lo matizaba en la misma línea que Carbonell. “Debemos tener la máxima prevención para que no se vaya de las manos. Respetar la distancia social, los aforos permitidos y usar la mascarilla y los geles desinfectantes son cosas que hay que seguir a rajatabla si no queremos que haya un repunte de contagios”, señalaba, opinando que este fin de semana “la gente tendrá sentido común” y no habrá una gran masificación en las zonas turísticas.

“Ya iba siendo hora, porque no era razonable estar así”, ha explicado la portavoz. En su opinión, el desconfinamiento de las tres provincias podría haberse dado antes “y no nos hubieran ahogado tanto, porque al menos hubiéramos podido tener una parte de los ingresos”. En esta línea, Carbonell adelantaba que las asociaciones turísticas de la zona ya han recibido llamadas para este fin de semana y que “están preparadas” para hacer frente a la demanda y cumplir al mismo tiempo las medidas preventivas.

Incertidumbre ante la Semana Santa

Tanto Carbonell como Lozano coincidían en señalar la incertidumbre que existe entre los empresarios del Pirineo ante la proximidad de la Semana Santa. “No podemos hacer ninguna previsión porque no sabemos qué pasará. Debemos ir al día”, manifestaba el director comercial de Acomseja, mientras que la portavoz de SOS Pirineos sí se mostraba esperanzada en que en Semana Santa llegue “lo groso” en lo que respecta a afluencia de público. “Hay quien reserva, pero la gente está esperando a última hora para ver qué pasa”, apuntaba.

“No queremos que nos hagan en Semana Santa la misma jugada que en diciembre”, agregaba Lozano, recordando cómo al final del año pasado todo parecía indicar que el interior de Aragón se desconfinaría y a los pocos días se anunció lo contrario. Esto provocó pérdidas entre los comerciantes, que hicieron acopio de todo lo necesario -entre otras cosas, de alimentos perecederos- para afrontar una afluencia de público que finalmente no pudo acudir. “Por eso, esta vez estaremos a la expectativa y agazapados para ver si finalmente podemos trabajar o no”, concluía.

Print Friendly, PDF & Email