Los comités de buses y tranvías de Zaragoza se movilizan para solicitar la reactivación del convenio

Ambos comités solicitan el apoyo ciudadano porque “la posible mejora de las condiciones de trabajo revierte en la calidad final del servicio”

Continúan las acciones conjuntas que están desarrollando los comités de empresa de autobuses urbanos -con Javier Anadón a la cabeza- y tranvía -con Julián Aramendia como representante- de Zaragoza. Ambos portavoces plantean que la multinacional ADO/Avanza/Tuzsa que gestiona los dos medios de transporte está aplicando la misma estrategia empresarial, motivo por el que la negociación de los convenios está paralizada y sin fecha de nueva reunión. Los comités buscan reactivar dichas negociaciones, y ya han mantenido encuentros con los grupos municipales de PSOE, ZeC y Vox, y han planificado reuniones con el resto de formaciones.

Ante esta situación, han decidido iniciar movilizaciones. La primera de ellas ha dado comienzo a las 19.00 horas de este jueves 11 de marzo, una concentración que ha empezado en plaza Aragón para acabar en plaza España. El comité de huelga del autobús urbano volverá hacer paros el próximo sábado 13 y domingo 14 de marzo, mientras que el comité de huelga del tranvía tiene aprobadas nuevas fechas de paros hasta el mes de abril. Las negociaciones de convenio se iniciaron en 2019, y todavía no se ha llegado a ningún pacto. Ambos portavoces solicitan el apoyo ciudadano porque “la posible mejora de las condiciones de trabajo revierte en la calidad final del servicio”.

“La manifestación se ha producido porque los trabajadores estamos en negociación del convenio en situación similar. El convenio está totalmente paralizado por decisión unilateral de la empresa. Decidimos unir las fuerzas y hacer acción sindical conjunta para intentar revertir esta situación”, ha explicado Anadón. El portavoz ha reafirmado la postura de continuar en paro mientras el panorama no cambie, ya que “fue la empresa quien se marchó de la mesa negociadora”. Además, ha aclarado que ellos van a estar siempre con voluntad de negociación para intentar alcanzar un acuerdo que satisfaga a todas las partes implicadas.

Por su parte, el secretario del comité de empresa de tranvías y miembro del Sindicato Ferroviario, Julián Aramendia, confía en que los grupos políticos se involucren de manera efectiva en el conflicto, recordando que “llevamos más de dos años de negociaciones”. Ha aprovechado la ocasión para apuntar que llevan más de ocho meses con los sueldos congelados, prestando “servicios de conducción ininterrumpida con tramos de cinco horas y media y jornadas laborales de nueve horas”.

Los comités solicitan un “mínimo” incremento salarial, considerando que están siendo “infravalorados” por la empresa. “Para colmo, el año pasado nos aplicó un ERTE y va a proceder a descontarnos 500 euros a los trabajadores con el perjuicio económico que ello conlleva”, ha lamentado Aramendia. Asimismo, acusan a la empresa de “engaño” y “falta de compromiso”, y creen que la pandemia no ha influido de ninguna manera, concluyendo que “los trabajadores llevamos demandando mejoras más de diez años y la empresa tan solo se ha encargado de deteriorar la situación”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies