La defensa de Lanza pide que se anule el juicio y se repita en otra comunidad

Rodrigo Lanza fue condenado en septiembre de 2020 a 20 años de prisión

La defensa de Rodrigo Lanza, condenado a 20 años de prisión por el denominado “Crimen de los Tirantes”, ha solicitado esta mañana en la presentación del recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que se anule y se repita el juicio por “vulneración de derechos fundamentales” y por “la pérdida de imparcialidad” de la jueza que dirigió el último tribunal en septiembre de 2020. Además, si se diese la repetición, la defensa de Lanza, Endika Zulueta, ha requerido que el nuevo juicio se realizase en otra comunidad autónoma ya que cree que la mayoría de aragoneses, llamados a ser jurado popular, “tiene conocimiento previo sobre esta cuestión”, algo que afectaría a la presunción de inocencia en una nueva sesión.

Rodrigo Lanza fue condenado el pasado mes de septiembre de 2020 a 20 años de prisión por el asesinato con agravante ideológico de Víctor Laínez en el bar Tocadiscos del barrio de la Magdalena en Zaragoza en el 2017. Así lo decidió el jurado popular en el que condenaban a Lanza por asesinato y no por homicidio imprudente, como fue sentenciado en el anterior juicio en noviembre del 2019, que tuvo que repetirse por un recurso presentado por la acusación.

Zulueta ha acusado a la jueza de “perder la imparcialidad” durante la celebración del segundo juicio a Lanza por un “exceso o sobreactuación durante muchas de las sesiones”. También ha alegado que, “no le permitió materializar el derecho a la última palabra” con “hasta doce interrupciones” como: “Eso ya se ha dicho” o la exigencia de, según ha marcado Zulueta, “ceñirse a los hechos”. La defensa también ha reprobado el comportamiento de uno de los miembros del jurado, al que la jueza expulsó de la sala un día antes de la finalización de la sesión.

Zulueta cree que en otra región habría más imparcialidad

Si se diese una repetición del juicio, Zulueta, en nombre de Lanza, ha solicitado que se realizara en otra comunidad autónoma, porque “ya todo el mundo tiene conocimientos previos sobre esta cuestión”. Algo que, según ha defendido, podría afectar a la imparcialidad de la sentencia y a la presunción de inocencia del acusado.

La Fiscalía ha considerado que la actitud del jurado popular ha sido “muy proactiva” y que ha sido un jurado que “ha razonado y se ha mojado” en las respuestas de la sentencia. La acusación particular, ejercida por la familia de Víctor Laínez, ha desmentido los reproches de la defensa a la jueza y la ha calificado como “perfectamente profesional”. También ha afirmado sobre la sentencia del jurado popular que había visto “pocos veredictos tan fundamentados como este”.

Print Friendly, PDF & Email