JIM tocará “lo mínimo posible” el once zaragocista para el partido ante el Rayo

JIM ha elogiado al próximo rival zaragocista. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza pone fin a los ensayos de esta semana para preparar el encuentro ante el Rayo Vallecano. Los maños vienen de haber ganado, lo que aporta confianza, pero deben ser conscientes de que no se ha logrado nada. Es cierto que en el último encuentro se lograron buenas sensaciones, y en virtud de ello, Juan Ignacio Martínez moverá el once “lo mínimo posible”.

La idea del entrenador zaragocista es “tocar poco el equipo”. Cuenta con la vuelta de Eguaras, quien en principio será titular, pero podría tratarse del único cambio. El míster es consciente de que “todavía no se ha hecho nada”, y que ya llegó un pequeño descalabro tras una buena racha. Todavía “son muchos puntos que hay que conseguir”, y el mérito estará en lograrlo “en un campo difícil por su equipo, su juego y las dimensiones”.

A pesar de ser un tópico -a la par que una realidad- JIM ha incidido en lograr una buena solidez defensiva. Eso implica a todo el equipo, “y empieza por la presión alta”. Más aún si enfrente está el Rayo, un conjunto “que juega y se asocia muy bien”. La idea ahora es “tener a todos disponibles”, y alargar esa actitud que hace una semana les llevó al camino de la victoria.

El juego de los blanquillos no cambiará en demasía. El míster no ve viable presentar un esquema diferente para cada choque, y apuesta por una idiosincrasia propia para todos los encuentros. Y aunque “siempre se tiene en cuenta al rival, no se puede estar modificando el equipo cada partido”. El crecimiento también debe ser individual para trasladarlo al colectivo.

No hay tregua para el Real Zaragoza. “No tenemos margen. Terminan los partidos y si ganamos nos abrazamos, pero ya pensamos en el próximo rival”, declaraba el técnico blanquillo. Es la oportunidad de ganar a un equipo de la parte alta de la tabla, hay confianza para hacerlo y “mucha necesidad de puntos”.

Francho y Sanabria

Los dos nombres propios del último entrenamiento son los de Francho Serrano y Juan Manuel Sanabria. El zaragozano ha dado negativo en sus últimas pruebas y ha entrenado, pero todavía es precipitado convocarlo. La última parte de la sesión no la ha realizado por no forzarle con demasiada carga de trabajo.

También hay precaución con Sanabria, con el que no van a arriesgar nada. Ha hecho “una buena semana en muchos apartados”, pero no quieren que se repita el caso de Tejero. Al volver rápidamente, tuvo que parar de nuevo hasta recuperarse. Después del choque en Vallecas hay una semana más, y no puede haber ningún riesgo para evitar cualquier traspiés.

Print Friendly, PDF & Email