Aragón Stop Sucesiones promueve suprimir la plusvalía “mortis causa” a los herederos de fallecidos por Covid

Lo van a solicitar a las principales fuerzas políticas de las instituciones aragonesas

La asociación Aragón Stop Sucesiones y Plusvalía ha promovido este jueves, primer aniversario de la proclamación de la pandemia por la OMS, una iniciativa para que los familiares de fallecidos por el Covid-19 no tengan que sufrir, además de la pérdida de un ser querido, “los efectos perniciosos” de la Plusvalía “mortis causa”. Para lo cual va a solicitar a las principales fuerzas políticas de los municipios más importantes de Aragón que se sumen a esta iniciativa e implica a la Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones, de la cual es socia fundadora, para que lidere esta iniciativa a nivel nacional.

La asociación Aragón Stop Sucesiones y Plusvalía fue fundada el 1 de abril de 2017 con el objetivo de derogar “los impuestos crueles e injustos” a los cuales se veían sometidos los familiares que habían perdido a un ser querido. Desde esa fecha, muchos han sido los hitos y logros alcanzados en la dirección de conseguir su objetivo, “aunque el trabajo y la lucha continúa”.

En el momento actual en el que se encuentra la sociedad española y aragonesa, “todos somos víctimas de la misma, pero mucho más los miles de ciudadanos que han perdido sus vidas y sus familiares, que muchos de ellos no han podido ni despedirse de su ser querido en el momento de su fallecimiento”, afirman desde la asociación.

Por tanto, han promovido a nivel autonómico una iniciativa para que se produzca una moratoria que suspenda el pago del Impuesto del Incremento del Valor del Terreno de Naturaleza Urbana (Plusvalía) “mortis causa”, para todos aquellos familiares de los fallecidos por el Covid-19. Aragón Stop Sucesiones y Plusvalía también ha impulsado que esa iniciativa, a nivel nacional, sea liderada por la Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones.

Francisco Langa, presidente de la asociación, ha manifestado que “no va contra nadie ni contra nada, ya que el enemigo común es el Covid-19. Es una iniciativa que intenta amortiguar, en estos momentos tan dolorosos para muchos aragoneses, como es la pérdida de un ser querido en estas condiciones, las posteriores consecuencias del pago de unos impuestos que, si no los deja en la ruina para toda su vida, sí que les pueden hace contraer una deuda que tardarán muchos años en saldar”. También pide a los políticos “un poco de sensibilidad y de humanidad con todos estos aragoneses que lo están pasando tan mal en estos momentos”.

Print Friendly, PDF & Email