Zaragoza contará con una nueva residencia juvenil con 250 plazas y un máximo de 340 euros mensuales

Estará situada en un solar de la avenida Pirineos, a la entrada al barrio del Actur por el puente de Santiago, entre el río y el parque del Tío Jorge

Zaragoza contará con una nueva residencia juvenil para facilitar el acceso a la vivienda y su emancipación a precios asequibles. Será un nuevo inmueble, situado en un solar de la avenida Pirineos, 2, a la entrada al barrio del Actur por el puente de Santiago, entre el río y el parque del Tío Jorge, y tendrá 250 alojamientos con un precio máximo de 340 euros mensuales, incluyendo el uso de los espacios comunes y los gastos habituales.

De esta forma, el Ejecutivo aragonés, propietario de la parcela, busca dar “un paso decidido” que permita a los jóvenes un espacio donde comenzar su independencia familiar con un coste accesible. “Queremos que sea más que una vivienda, que vaya más allá del uso residencial, que sea un espacio de encuentro, convivencia y coworking previo a la emancipación completa de los jóvenes”, ha expuesto el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro.

En concreto, cada alojamiento deberá contar con una superficie mínima de 16 metros cuadrados con zona de descanso y de trabajo, espacio office, zona distribuidora con armario y aseo independiente con ducha, además de dos zonas compartidas de estancia y cocina totalmente equipadas y espacios comunes para el ocio, deporte, lavandería, salas de reuniones y trabajo.

El objetivo del Departamento, que ha publicado este martes el pliego de condiciones en el BOA, es tener las obras comenzadas en el primer trimestre de 2022, aunque no ha puesto fecha para la apertura de este edificio residencial, ya que la redacción del proyecto, construcción, mantenimiento y conservación será responsabilidad de la concesionaria, que no tendrá que abonar ningún canon al Gobierno autonómico. Además, valorará positivamente la mejora de las condiciones, como más apartamentos de los previstos, aumento de zonas comunes o un menor coste. “Entendemos que con estos criterios de adjudicación conseguiremos mejoras a lo que tenemos previsto”, ha afirmado Soro.

Al estar destinada a jóvenes como paso previo a su emancipación, deberán tener, como máximo, 30 años en el momento de la firma del contrato, que tendrá una duración de cinco años y tres prorrogables, es decir, podrá haber personas de hasta 38 años. “No pretende ser el alojamiento definitivo de nadie, sino una salida para emanciparse”, ha señalado el consejero, que tampoco ha fijado un nivel de renta para habitar en esta residencia.

Otros proyectos

Este es uno de los primeros proyectos que tiene entre manos el Ejecutivo aragonés para intervenir en el precio del alquiler y ofrecer una solución de habitabilidad a los jóvenes. Entre otros, se encuentra también la rehabilitación de un parque de viviendas en Teruel, siendo esta una opción a valorar en las ciudades, sin desatender los problemas del medio rural, que se centran más en la falta de edificios.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies