Simón urge a acordar “pocas” medidas, pero “comunes, iguales para todos y que se puedan aplicar muy bien” de cara a Semana Santa

Simón ha defendido la importancia de que las medidas “se apliquen bien”. Imagen de archivo

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha urgido a acordar “pocas” medidas, pero “comunes, iguales para todos y que se puedan aplicar muy bien” de cara a Semana Santa.

Así lo ha defendido en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Seguimiento de la Covid-19, en la que ha subrayado que todavía existen “diferencias importantes” entre las comunidades autónomas, puesto que algunas están ahora mismo en 42 casos por 100.000 habitantes, y otras están “algo por encima” de 400.

“No podemos pensar que todas las medidas que se apliquen en las diferentes comunidades, ni ahora, ni para el puente de San José, ni para Semana Santa, tengan que ser las mismas, pero podemos plantear una base mínima para periodos de alto riesgo que sí puede tener una serie de medidas mínimas comunes”, ha aseverado.

En este sentido, ha explicado que “interesa” que sean “pocas”, convencido de que, de lo contrario, “no van a ser justas”, pero también que sean “iguales para todos y que se puedan aplicar, sobre todo, muy bien”.

“Tienen que ser con un nivel basal que tenga sentido para todo el territorio, y eso no puede incluir muchas medidas”, ha insistido, al tiempo que hizo hincapié en que, entre aquellas que pueden resultar “de interés” están las que ayuden a reducir el “riesgo de movilidad del virus” entre comunidades o el riesgo de transmisión en entornos como las reuniones sociales en domicilios y en la hostelería, si bien en este último sector hay, a su juicio, “un control muy importante” en la actualidad.

Opciones

Tras puntualizar que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) está ahora mismo “discutiendo las opciones” que hay de encontrar ese “mínimo común que sea útil para todos”, se ha mostrado convencido de que, “en los próximos días, vamos a tener un resultado que será lo más razonable y aplicable posible y en el que haya un mayor consenso”.

En este sentido, ha defendido la importancia de que las medidas “se apliquen bien”, dado que, a su entender, proponer aplicar medidas “para luego no cumplirlas a rajatabla, les quita efectividad y, lo que es peor, nos hace pensar que no sirven cuando, en realidad, lo que ha pasado es que no se han aplicado correctamente”.

“Tenemos que asegurarnos de que se aplican lo mejor posible y tener siempre el reflejo de pensar que cualquier reducción de cualquier otra de las medidas que vayan alrededor de esas comunes tiene que implicar que las que dependen de cada uno de nosotros las aplicamos mejor”, ha destacado.

Extranjeros

Preguntado por la posible paradoja de que un extranjero pueda visitar España para acudir a su segunda residencia al tiempo que se establece un cierre perimetral de las comunidades autónomas que impida a los españoles desplazarse entre regiones, ha recordado que España tiene una situación que “tenemos que controlar”, si bien la llegada de extranjeros “está sujeta a una serie de restricciones importantes y no cualquier extranjero puede venir a España”.

“Es cierto que los extranjeros que tienen residencia en España pueden venir, igual que un español que trabaja fuera y tiene residencia en España”, ha explicado, para, a continuación, reconocer que, “en algunos casos”, se dan “incongruencias” como que un extranjero pueda venir, “pero un español no pueda moverse a otro lugar donde tiene segunda residencia”, situación que, a su juicio, “a veces no es fácil explicar”.

El responsable del Ccaes ha admitido que están “viniendo extranjeros, pero con cuentagotas” y ha emplazado a “huir de hacer unas comparaciones un poco fáciles”. “Que venga un inglés o el que salgan de una ciudad española 20.000 españoles a otros sitios no es de la misma envergadura, pero es cierto que a veces se generan incongruencias de este tipo que a mí no me resultan fáciles de explicar”, ha afirmado.

Finalmente, con respecto a la evolución de la pandemia en España, ha considerado «esperable» que se produzcan «pequeñas ondulaciones» en el proceso de descenso de casos y ha advertido de que la evolución «va poco a poco suavizando la tendencia descendente» que se viene observando en las últimas semanas.

«En próximos días podemos esperar un descenso, de producirse, muy lento», ha abundado, convencido de que resulta «poco probable» que haya comunidades autónomas que inicien «incrementos importantes» en los próximos días, si bien «no se puede descartar».

Simón ha puntualizado que en la actualidad existe una transmisión «mucho más controlada», pero ha advertido de que todavía existe un «riesgo importante de que vuelva de nuevo a incrementarse», por lo que ha urgido a aplicar las medidas que vienen aplicándose «con mucho celo» y las de carácter personal «de manera muchísimo más estricta» principalmente en zonas donde se vayan relajando las medidas.

«El objetivo es seguir descendiendo en la incidencia que estamos observando o, como mínimo, no tener nuevos incrementos», ha explicado, consciente de que ese reto no se conseguirá «si no aplicamos muy bien las medidas de protección personal, distancia, higiene y uso de mascarilla» y de la importancia de tener en cuenta que algunos países como Italia o Francia están viendo incrementada su transmisión.

Print Friendly, PDF & Email