El Ayuntamiento propone un pasaporte Covid para hostelería que certifique la calidad del aire

La consejera Carmen Herrarte, en la rueda de prensa

Controlar la calidad del aire en cada uno de los establecimientos de la ciudad y no los aforos. Esta es una de las conclusiones que recoge el estudio realizado por el Área de Mecánica de Fluidos de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza con el que se pretende dotar a los locales de ocio y hostelería de un “pasaporte Covid” que garantice que la calidad del aire es la adecuada en todo momento.

Este documento también reconoce que la política de control de aforos no tiene ningún rigor científico y que es necesario “desarrollar criterios, procedimientos y normativas para establecer los límites de calidad del aire para cada uno de los establecimientos”. Por ello, desde el Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Consejería de Economía, Innovación y Empleo, se propone al Gobierno de Aragón, gestor de la competencia, “la creación de un pasaporte Covid para el sector de la hostelería que certifique la calidad del aire de los locales, con el fin de dar confianza los clientes y seguridad jurídica a los propios hosteleros”, tal y como ha explicado la consejera Carmen Herrarte.

“Muchos empresarios del sector se han arruinado porque no se han tomado las medidas adecuadas, lo de los aforos no tiene rigor científico; ahora es el momento de dar el paso desde la administración autonómica y ayudar a los que lo están pasando mal”, ha proseguido Herrarte.

El informe, financiado por la Consejería de Economía, Innovación y Empleo, recoge las mediciones realizadas por el grupo de Fluidos de la Escuela de Ingeniería en dos establecimientos de la ciudad de Zaragoza, con y sin gente. De esta manera se ha querido evaluar la calidad del aire y, por tanto, el riesgo de contagio por transmisión aérea, a través de los análisis de CO2 y el comportamiento de los sistemas de ventilación.

A través de los medidores y los estudios correspondientes, los ingenieros han determinado, y así lo exponen en su estudio, que “la limitación del 30% puede parecer una garantía suficiente pero en realidad no lo es porque no se tienen en cuenta las particularidades de cada local”. Por tanto, se reconoce que los criterios de aforo marcados por las administraciones no tienen “ningún rigor científico y no ofrecen una seguridad completa para los clientes”. Por ello, los responsables del estudio considera que se debe apostar por cambiar el criterio de aforo por el de calidad del aire, desarrollando “criterios, procedimientos y normativas para establecer los límites de calidad del aire en los diferentes establecimientos”.

En esa línea, la Consejera de Economía del Ayuntamiento propone la creación de un pasaporte Covid que certifique “la salud del aire de cada local porque cada uno tiene unas peculiaridades distintas de los demás”. Para conseguir esa acreditación, Carmen Herrarte considera que es necesario que el Gobierno de Aragón, gestor de esa competencia, “facilite que cada local tenga un servicio de consultoría con una empresa certificada, se apliquen las medidas necesarias y se hagan las inspecciones rutinarias, porque es un tema de salud pública”.

Herrarte ha lamentado que muchos empresarios del sector se han arruinado porque no se han tomado las medidas adecuadas

De esta manera, ha explicado Herrarte, “los medidores tienen que tener un control con las órdenes oportunas; es decir, el medidor no solo tiene que detectar que hay altos niveles de CO2 en el ambiente, también debe poner en marcha los sistemas adecuados para revertir la situación”.

A través de estas medidas, los empresarios “deben mentalizarse de la necesidad de mejorar la calidad del aire de sus establecimientos como un valor añadido”, y desde el Gobierno autonómico “se deben dar facilidades económicas para poner en marcha los medidores y las medidas. Hay que dar seguridad jurídica a los propietarios. Ellos realizan la inversión, quien tenga el pasaporte, no se pueda cerrar”, ha concretado Herrarte. “En Baleares ya fueron capaces de regular la concentración de CO2 y las acciones a tomar en el caso de que los niveles se superen. Invitamos al Gobierno de Aragón a que haga lo mismo”, ha incidido.

El informe realizado por la Universidad de Zaragoza se ha presentado esta mañana ante los representantes de diferentes asociaciones de hostelería y hoteles. Al encuentro de trabajo han acudido, entre otros, el secretario de la Asociación Profesional de Hoteles de Zaragoza y Provincia y Federación Horeca, Jesús Boillos; el secretario de la Asociación de Empresarios de Restaurantes de Zaragoza y Provincia-Horeca y coordinador del departamento de Formación de la Federación Horeca, Daniel López; el presidente y secretario de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza, José María Marteles, y Luis Femia, respectivamente; el vicepresidente de Ocio Nocturno, Miguel Ángel Salinas, y el CEO del Grupo Los Sitios, Fernando Martín Morán, quien presentó su servicio de gestión ambiental.

También han asistido al encuentro, vía telemática, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza-Horeca, Fernando Martín Martínez; el presidente de la Asociación de Restaurantes de Zaragoza Horeca, José María Lasheras, y el presidente de la Asociación Profesional de Hoteles de Zaragoza y Provincia, Antonio Presencio.

Print Friendly, PDF & Email