Rescatados tres esquiadores en el Pirineo, dos de ellos de Sevilla y Valencia, este fin de semana

Momento del rescate con el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca

La Guardia Civil de Montaña ha rescatado este fin de semana a tres esquiadores que sufrieron diversos accidentes en el Pirineo oscense. Se da la circunstancia de que dos de ellos proceden de Sevilla y Valencia, mientras que la tercera persona rescatada es vecina de Barbastro.

Sobre las 13.20 horas, los agentes recibieron el aviso de la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando de que en las proximidades del Pico Foratulas, en el término de Panticosa, una esquiadora, de 36 años y vecina de Valencia, había sufrido una torsión de su rodilla derecha con resultado de un posible esguince, no pudiendo continuar con la actividad.

Inmediatamente, los agentes se desplazaron al lugar especialistas del Ereim de Panticosa, Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Una vez en la zona, se localizó a la accidentada y tras ser evacuada a la helisuperficie de Panticosa, se le inmovilizó la extremidad dirigiéndose al Hospital por sus propios medios.

Posteriormente, el sábado, a las 16.55 horas, recibieron el aviso de que en la Pleta de Renclusa, en el término municipal de Benasque, unas personas se habían cruzado con un esquiador de montaña que caminaba con mucha dificultad en dirección a la zona de Besurta.

Minutos más tarde, a las 17.15 horas, una vez que el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca consiguió dejar con climatología muy adversa a todo el equipo de rescate en el Plan de Aigualluts para iniciar el rescate de una esquiadora de montaña lesionada en el Glaciar de Aneto, evacuó a la helisuperficie de Benasque al esquiador lesionado, siendo atendido por la médico del 061 de una meniscopatía leve en la rodilla, fruto de una antigua lesión. Finalmente, el herido, un de 33 años y vecino de Sevilla, fue trasladado a su alojamiento en la localidad, sin precisar asistencia médica.

El mismo sábado, a las 14.30 horas, se recibió aviso de la Central 062 de la Guardia Civil a través del 112, informando de un accidente de una esquiadora en las cercanías del pluviómetro del pico Aneto, en el término municipal de Benasque, alrededor de los 3.000 metros de altitud. Al parecer se había roto los ligamentos de la rodilla derecha al clavarse su esquí en un giro. Tras avisar, iban a continuar descendiendo al ritmo que pudieran para perder altura y facilitar las labores de rescate.

Inmediatamente, se activaron los cuatro especialistas del Greim de Benasque, que salieron con esquíes de montaña y camilla ya que la meteorología era adversa en esos momentos. Posteriormente, se incorporaron otros cuatro especialistas, uno de ellos se encargó de la coordinación y los otros tres con apoyo de helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca se dirigieron a la zona a pesar del mal tiempo reinante para tratar de realizar la extracción con medios aéreos, resultando el intento imposible y uniéndose tres especialistas a los cuatro que iban a pie, en la Pleta de Aigualluts.

Tras un periodo de tiempo “foqueando” bajo la nieve, localizaron a la accidentada y su grupo a unos 2.300 metros de altitud y se procedió a acomodarla en la camilla para su extracción por tierra. Tras varias horas de arrastrar la camilla con la accidentada, a las 21.00 horas se llegó a Llanos del Hospital con la víctima y de allí en vehículo particular hasta el Centro de Salud de Benasque para valoración.

Finalmente, gracias a la ayuda de la maquina pisanieves, se pudo recoger al operativo que quedaba en la Besurta. La persona rescatada es una mujer de 48 años vecina de Barbastro (Huesca).

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies