Los Bomberos de Zaragoza celebran su patrón tras un año con un 20% menos de incendios

Con las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios ha conmemorado su patrón en un acto en el Parque 1 de Bomberos

Los Bomberos de Zaragoza han celebrado este 8 de marzo la festividad de su patrón, San Juan de Dios, tras un 2020 marcado por la pandemia, en el que ha habido un 20% menos de incendios que el año anterior debido al parón de la actividad. El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios fue uno de los primeros en prepararse para la pandemia y ya en febrero aprobó un protocolo para actuar en caso de que el coronavirus se extendiera por nuestro país, como así fue.

En total, realizaron 46 intervenciones con los trajes anticovid y desinfectaron superficies contaminadas, como la tercera planta del Consistorio tras un brote de coronavirus. Ahora afrontan el 2021 con un presupuesto municipal que aumenta en un 60 por ciento hasta los 3,6 millones de euros y que demuestra el compromiso del Ayuntamiento con un servicio esencial para la ciudad.

Con las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios ha conmemorado su patrón en un acto en el Parque 1 de Bomberos, al que ha asistido el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca y el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, acompañado por el jefe de Servicio, Eduardo J. Sánchez. Esta vez sólo han asistido los bomberos que estaban de guardia a una celebración que ha sido muy diferente a la de años anteriores, cuando el ambiente festivo inundaba toda la jornada con diferentes actividades.

Después de la misa en la parroquia de Santa Ana, a la que ha asistido el concejal Mendoza, se ha celebrado el tradicional homenaje a los bomberos fallecidos en acto de servicio. El alcalde de la ciudad ha colocado una corona de laurel en la placa conmemorativa y ha saludado a los presentes, mientras sonaba las gaitas de la colla. A continuación, la comitiva se ha desplazado a la Basílica del Pilar para realizar la tradicional ofrenda a la Virgen.

Un 20% menos de incendios

Durante el 2020, los Bomberos de Zaragoza han realizado menos intervenciones que otros años, pero más complejas debido en parte a las medidas de seguridad sanitarias. En total, han atendido 6.780 servicios, entre incendios, salvamentos y asistencias técnicas, frente a las 7.331 del 2019, lo que supone un 7,5 por ciento menos. Destaca sobre todo el descenso del 20 por ciento en el número de incendios, al pasar de los 1.418 en 2019 a los 1.147 de 2020. Una bajada que tiene su explicación en el confinamiento domiciliario decretado en marzo con el primer estado de alarma y por el parón de la actividad en los meses siguientes. En la mayoría de los casos el fuego se originó en edificios de distintos usos, un total de 363, seguido de vegetación (212) o transporte (58).

También el número de salvamentos realizados por los Bomberos ha descendido en 2020, aunque en menor medida, respecto al año anterior, al pasar de 4.631 a 4.414, lo que supone un 4,69 por ciento menos. Estas actuaciones tienen que ver con accidentes de tráfico; asistencia a personas en situación de riesgo; fugas de gas o agua o atención a animales, entre otras. Por último, los Bomberos han atendido 1.123 asistencias técnicas, prácticamente las mismas que el año anterior, que son principalmente actividades divulgativas y preventivas, muchas de las cuales se han realizado de forma virtual. Por último, 96 servicios han sido falsa alarma.

Protocolos anticovid

Los Bomberos de Zaragoza fueron los primeros en elaborar, ya en febrero, protocolos de actuación por si el coronavirus se extendía también por nuestro país. En total, en 2020 realizaron 64 intervenciones con trajes anticovid y desinfectaron también superficies donde se detectaron brotes de coronavirus, como el albergue municipal o la tercera planta del Ayuntamiento. El cuerpo municipal colaboró también con la Policía Local, a la que impartió un curso de formación sobre la correcta utilización de estos trajes.

Además, los voluntarios de Protección Civil participaron en el dispositivo desplegado por el Gobierno de Aragón en algunos barrios de la ciudad, especialmente en Delicias por el alto nivel de contagios, para controlar el cumplimiento del confinamiento domiciliario por parte de los pacientes infectados por coronavirus.

Por otro lado, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios tuvo que hacer frente a principios de este año a la borrasca Filomena, que dejó en la ciudad la nevada más grande caída desde 1930. Desde el Parque 1 de Bomberos se coordinó un amplio dispositivo municipal que devolvió la normalidad a las calles en apenas unos días, minimizando los riesgos y garantizando la seguridad de los vecinos.

Pese a la complejidad de este año, el Cuerpo de Bomberos ha seguido adelante con sus proyectos de especialización y, en el último año, ha creado dos unidades nuevas. Por un lado, la unidad de drones que contará durante 2021 con 18 pilotos y nuevos aparatos de vuelo para facilitar las labores de búsqueda, rescate y otras situaciones de riesgo. Y, por otro, la Unidad de Rescate y Recuperación Animal (URRA) que actuará en emergencias vinculadas con la fauna de la ciudad, como accidentes de tráfico de camiones con ganadería, traslado de enjambres de abeja o incendios en granjas.

Print Friendly, PDF & Email